Información

6.28: Recursos hídricos y del suelo - Biología

6.28: Recursos hídricos y del suelo - Biología


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Podría utilizarse esta tierra para la agricultura?

Probablemente no. La calidad del suelo es muy importante para determinar qué puede crecer en un área en particular. Un buen suelo no es tan fácil de conseguir. El suelo debe considerarse otro recurso que nosotros, como población, debemos esforzarnos por proteger.

Recursos de suelo y agua

En teoría, el suelo y el agua son recursos renovables. Sin embargo, pueden arruinarse por acciones humanas descuidadas.

Tierra

Tierra es una mezcla de roca erosionada, minerales, materia orgánica parcialmente descompuesta y otros materiales. Es esencial para el crecimiento de las plantas, por lo que es la base de los ecosistemas terrestres. El suelo también es importante por otras razones. Por ejemplo, elimina las toxinas del agua y descompone los desechos.

Aunque es renovable, el suelo tarda mucho en formarse, hasta cientos de millones de años. Entonces, para propósitos humanos, el suelo es un recurso no renovable. También se agota constantemente de nutrientes debido al uso descuidado y se erosiona por el viento y el agua. Por ejemplo, el uso indebido de la tierra hizo que una gran cantidad de ella simplemente se desvaneciera en la década de 1930 durante el Dust Bowl (verFigura debajo). El suelo debe usarse con prudencia para preservarlo para el futuro. Las prácticas de conservación incluyen el arado de curvas de nivel y las terrazas. Ambos reducen la erosión del suelo. El suelo también debe protegerse de los desechos tóxicos.

El Dust Bowl ocurrió entre 1933 y 1939 en Oklahoma y otros estados del suroeste de Estados Unidos. El arado había expuesto el suelo de la pradera. La sequía convirtió el suelo en polvo. Intensas tormentas de polvo arrastraron grandes cantidades de suelo. Gran parte del suelo voló hasta el Océano Atlántico.

Agua

El agua es esencial para toda la vida en la Tierra. Para uso humano, el agua debe ser fresca. De toda el agua de la Tierra, solo el 1 por ciento es agua dulce y líquida. La mayor parte del resto es agua salada en el océano o hielo en glaciares y casquetes polares.

Aunque el agua se recicla constantemente a través del El ciclo del agua, está en peligro. El uso excesivo y la contaminación del agua dulce amenazan el suministro limitado del que depende la gente. Más de mil millones de personas en todo el mundo ya no tienen agua dulce adecuada. Con la población humana en rápido crecimiento, es probable que la escasez de agua empeore.

Demasiado de una cosa buena

La contaminación del agua proviene de muchas fuentes. Una de las fuentes más importantes es la escorrentía. Escapada recoge productos químicos como fertilizantes de campos agrícolas, céspedes y campos de golf. Transporta los productos químicos a los cuerpos de agua. Los nutrientes agregados de los fertilizantes a menudo causan un crecimiento excesivo de algas, creando brote de algas (ver Figura debajo). Las algas consumen oxígeno en el agua para que otros organismos acuáticos no puedan sobrevivir. Esto ha ocurrido en grandes áreas del océano, creando zonas muertas, donde los bajos niveles de oxígeno han matado a toda la vida marina. Existe una zona muerta muy grande en el Golfo de México. Las medidas que pueden ayudar a prevenir estos problemas incluyen reducir el uso de fertilizantes. La preservación de los humedales también ayuda porque los humedales filtran el agua de escorrentía.

Floraciones de Algas. Los nutrientes de los fertilizantes en la escorrentía causaron esta floración de algas.

Resumen

  • El suelo y el agua son recursos renovables, pero pueden arruinarse por acciones humanas descuidadas. El suelo puede agotarse en nutrientes. También puede erosionarse por el viento o el agua.
  • El uso excesivo y la contaminación del agua dulce amenazan el suministro limitado del que depende la gente.

Revisar

  1. ¿Qué es el suelo?
  2. ¿Por qué el suelo se considera un recurso no renovable?
  3. ¿Cuánta agua es potable?
  4. ¿Por qué esperaría que una zona muerta comience cerca de la desembocadura de un río, donde el río desemboca en una masa de agua?

Las criaturas que viven en el suelo son fundamentales para la salud del suelo. Afectan la estructura del suelo y, por lo tanto, la erosión del suelo y la disponibilidad de agua. Pueden proteger los cultivos de plagas y enfermedades. Son fundamentales para la descomposición y el ciclo de nutrientes y, por lo tanto, afectan el crecimiento de las plantas y las cantidades de contaminantes en el medio ambiente. Finalmente, el suelo alberga una gran proporción de la diversidad genética mundial.

Imprimación de biología del suelo

El Manual de biología del suelo en línea es una introducción al componente vivo del suelo y cómo contribuye a la productividad agrícola y la calidad del aire y el agua. El Manual incluye capítulos que describen la red trófica del suelo y su relación con la salud del suelo y capítulos sobre bacterias, hongos, protozoos, nematodos, artrópodos y lombrices del suelo.

La cartilla en línea incluye todo el texto del original impreso, pero no todas las imágenes de los organismos del suelo. La historia completa de la red alimentaria del suelo se comprende más fácilmente con la ayuda de las ilustraciones de la versión impresa.

Se pueden comprar copias impresas de Soil Biology Primer en Soil and Water Conservation Society. Vaya a www.swcs.org

= & gt Restricciones de derechos de autor: Muchas fotografías del Manual de biología del suelo en línea no se pueden utilizar en otros Nosotros b sitios o para otros fines sin el permiso explícito de los propietarios de los derechos de autor. Comuníquese con la Soil and Water Conservation Society en [email protected] para obtener ayuda con las imágenes con derechos de autor (acreditadas) etiquetadas en todo el Manual en línea.

= & gt El texto, los gráficos, las tablas, las fotos no acreditadas y los gráficos de fuentes del USDA se pueden usar libremente; sin embargo, dé crédito a Soil Biology Primer o este Web sitio.

Agradecimientos

El Servicio de Conservación de Recursos Naturales, con la asistencia del Centro de Información de Tecnología de Conservación, brindó liderazgo para este proyecto. El Servicio de Conservación de Recursos Naturales y la Sociedad de Conservación del Agua y el Suelo agradecen a muchas personas, incluidas las siguientes, por sus contribuciones.


SECCIÓN 523.6. Financiamiento de incentivos de costo compartido para medidas de mejoramiento de la tierra para la conservación del suelo y el agua

(b) Definiciones. Para los propósitos de esta sección, se aplicarán las siguientes definiciones.

(1) Fondos asignados: fondos presupuestados a través de la Junta Estatal, ya sea asignados directamente a un distrito específico de conservación del suelo y el agua o a una prioridad de incentivo de participación en los costos para su utilización por múltiples distritos de conservación del suelo y el agua. Para los propósitos del capítulo, los fondos asignados directamente a un distrito específico de conservación del suelo y el agua se denominarán asignación directa.

(2) Solicitante: una persona que solicita fondos de incentivos de costos compartidos del distrito de conservación de suelos y agua.

(3) Fondos disponibles - Dinero presupuestado, no comprometido y aprobado por la Junta Estatal para financiamiento de incentivos de costo compartido.

(4) Práctica (s) de conservación - La (s) medida (s) de mejoramiento de la tierra de conservación aprobadas por la Junta Estatal y aplicadas a la tierra para controlar la erosión del suelo o mejorar la calidad y / o cantidad de agua.

(5) Financiamiento de incentivos de costos compartidos: una concesión de dinero otorgada a una persona elegible para medidas de mejoramiento de tierras de conservación de conformidad con los términos del Código de Agricultura §201.301.

(6) Prioridad de incentivos de costos compartidos: una ubicación geográfica como una cuenca, un distrito de conservación del suelo y el agua u otro límite de subdivisión política, o una actividad agrícola o silvícola específica, o una combinación de las mismas, que es adoptada por la Junta Estatal. como una prioridad específica para recibir una asignación de financiamiento de incentivos de costos compartidos. Las prioridades de incentivos de costos compartidos deben ser consistentes con el propósito de controlar la erosión, conservar el agua y / o proteger la calidad del agua.

(7) Director de distrito: miembro de la junta directiva de un distrito de conservación de suelos y aguas.

(8) Tierras elegibles: aquellas tierras que son elegibles para la aplicación de medidas de mejoramiento de tierras de conservación utilizando fondos de incentivos de costos compartidos.

(9) Persona elegible: cualquiera de los propietarios de tierras elegibles para solicitar fondos de incentivos de costos compartidos o cualquier persona designada para representar al solicitante según lo disponga un poder notarial duradero, una orden judicial u otro documento legal válido.

(10) Prácticas elegibles: aquellas medidas de mejoramiento de tierras de conservación que han sido aprobadas por la Junta Estatal.

(11) Propietario: cualquier persona, empresa o corporación que tenga el título de propiedad de la tierra que se encuentra dentro de un distrito de conservación de suelos y aguas.

(12) Acuerdo de mantenimiento: un acuerdo escrito entre la persona elegible y el distrito de conservación del suelo y el agua en el que la persona elegible acuerda implementar y mantener todas las prácticas de conservación incluidas en el plan de gestión de la calidad del agua de acuerdo con el cronograma de implementación. todos los requisitos técnicos de las normas de práctica aplicables y las expectativas de vida especificadas de las prácticas hasta el momento en que se retire la certificación de la Junta Estatal. El acuerdo de mantenimiento deberá especificar que cualquier práctica instalada mediante el pago de fondos de incentivos de costos compartidos, en cualquier medida, debe mantenerse de acuerdo con los estándares de práctica aplicables y las expectativas de vida especificadas independientemente de si el plan de gestión de la calidad del agua continúa o no. certificado o no. No mantener las prácticas de costos compartidos puede resultar en el requisito de que la totalidad o una parte prorrateada de los fondos de costos compartidos se devuelva a la Junta Estatal. Es la expectativa de la Junta Estatal que el propietario mantenga un plan de manejo de la calidad del agua por un período de tiempo indefinido.

(13) Fondos obligados - Dinero de los fondos asignados a un distrito de conservación de suelo y agua o de una prioridad de incentivo de participación en los costos que se han comprometido con un solicitante después de la aprobación final de la solicitud.

(14) Unidad Operativa - Terreno o terrenos, contiguos o no contiguos, de propiedad y / o operados de manera que contribuyan o tengan el potencial de contribuir al agua en el estado con contaminación de fuentes difusas agrícolas o silvícolas. Una unidad operativa debe ser determinada por mutuo acuerdo por el titular del plan de gestión de la calidad del agua, el distrito de conservación del suelo y el agua y la Junta Estatal.

(A) Las tierras contiguas bajo la misma propiedad y / o control operativo deben considerarse una unidad operativa.

(B) Las tierras no contiguas bajo la misma propiedad y / o control operativo pueden considerarse como más de una unidad operativa cuando existe un acuerdo mutuo entre el distrito de conservación de suelos y agua y el titular potencial del plan de gestión de la calidad del agua, a menos que las tierras están asociados con una operación de alimentación animal.

(C) Una unidad operativa, cuando se diseña para una operación de alimentación animal, debe abarcar como mínimo todas las tierras o tierras de propiedad y / u operadas por el titular del plan de gestión de la calidad del agua que se utilizan para producir alimentos que consumen los animales. , así como todas las tierras o tierras que sean propiedad y / o estén operadas por el titular potencial del plan de gestión de la calidad del agua donde el estiércol u otros subproductos agrícolas se utilicen de manera beneficiosa como fuente de nutrientes para producir alimentos o fibra para cualquier uso.

(D) Los terrenos o terrenos dentro del alcance de una unidad operativa existente para el plan de gestión de calidad del agua certificado no pueden separarse de la unidad operativa existente para establecer otra unidad operativa a menos que la propiedad de las tierras que se separen en una nueva unidad operativa haya cambiado.

(E) Cuando el titular potencial del plan de gestión de la calidad del agua, el distrito de conservación del suelo y el agua y la Junta Estatal no logre un acuerdo mutuo con respecto a la consistencia de una unidad operativa con esta sección, la Junta Estatal tomará una determinación final si o no certificar el plan de gestión de la calidad del agua.

(15) Acuerdo de desempeño - Un acuerdo escrito entre la persona elegible y el distrito de conservación del suelo y el agua en el que la persona elegible acepta llevar a cabo medidas de mejora de la conservación de la tierra por las cuales se están pagando los fondos asignados.

(16) Estándar de práctica: una especificación técnica para una práctica de conservación dentro de la NRCS FOTG que contiene información sobre por qué y dónde se debe aplicar la práctica, y establece los criterios mínimos de calidad que deben cumplirse durante la aplicación de esa práctica a fin de para que logre su (s) propósito (s) previsto (s).

(17) Sistema de prioridades - El sistema ideado por el distrito de conservación de suelos y agua, bajo las pautas de la Junta Estatal, para clasificar las prácticas de conservación aprobadas y para facilitar el desembolso de los fondos asignados de acuerdo con las prioridades del distrito de conservación de suelos y agua.

(18) Año del programa: el período comprendido entre el 1 de septiembre y el 31 de agosto.

(19) Distrito de conservación de agua y suelo (SWCD) - Una subdivisión gubernamental de este estado y un organismo público corporativo y político, organizado de conformidad con el Capítulo 201 del Código de Agricultura.

(20) Junta Estatal - La Junta Estatal de Conservación del Agua y el Suelo de Texas, organizada de conformidad con el Capítulo 201 del Código de Agricultura.

(c) Proceso de partes interesadas. La Junta Estatal utilizará un proceso de partes interesadas para desarrollar prioridades de incentivos de costos compartidos, metas y medidas de desempeño para las prioridades de incentivos de costos compartidos, y compartirá rutinariamente los resultados de las actividades del programa con las partes interesadas para recopilar información para las acciones de mejora del programa.

(A) Establecer un procedimiento para asignar fondos a un SWCD específico o para compartir las prioridades de financiamiento de incentivos de costos compartidos para su utilización por múltiples distritos de conservación de suelos y agua.

(B) Establecer prácticas de conservación elegibles para financiamiento de incentivos de costos compartidos y sus estándares, especificaciones, mantenimiento y vida esperada.

(C) Establecer la tasa máxima de participación en los costos para cada práctica de conservación aprobada para el financiamiento de incentivos de participación en los costos.

(D) Establecer, antes del 1 de septiembre de cada año, el monto mínimo de financiamiento de incentivos de costo compartido que se puede hacer bajo el programa y el monto máximo de financiamiento de incentivos de costo compartido al que una persona elegible puede estar obligada en cualquier año del programa. .

(E) Proporcionar verificación a un SWCD de que una solicitud califica para el financiamiento de incentivos de costo compartido de una prioridad de incentivo de costo compartido seleccionado antes de la obligación de fondos del SWCD.

(F) Desempeñar las responsabilidades de oficina, administrativas y de mantenimiento de registros requeridas para llevar a cabo actividades de financiamiento de incentivos de costos compartidos.

(G) Recibir y mantener informes mensuales de los SWCD a los que se les haya asignado directamente una cantidad de fondos de incentivos de costos compartidos que muestren el saldo no comprometido de los fondos asignados como se muestra en cada libro mayor al cierre del último día de cada mes.

(H) Recibir solicitudes de fondos reasignados y fondos revertidos de los SWCD participantes que recibieron una asignación directa.

(I) Actuar sobre las apelaciones presentadas por los solicitantes.

(J) Procesar comprobantes y emitir órdenes de costo compartido para destinatarios elegibles.

(A) Designar, de la lista aprobada por la Junta Estatal, aquellas prácticas de conservación que serán elegibles para financiamiento de incentivos de costo compartido en su SWCD.

(B) Administrar el financiamiento de incentivos de costo compartido con fondos asignados por la Junta Estatal si el SWCD recibió una asignación directa.

(C) Establecer, bajo las pautas de la Junta Estatal, el sistema de prioridades que se utilizará para la evaluación de solicitudes de financiamiento de incentivos a través de una asignación directa al SWCD, y que se utilizará para evaluar las solicitudes de prioridades de incentivos de participación en los costos.

(D) Establecer el período (s) de tiempo, bajo las pautas de la Junta Estatal, para aceptar solicitudes y anunciar la disponibilidad de financiamiento de incentivos de costo compartido a nivel local.

(E) Aceptar y procesar solicitudes de financiamiento de incentivos de costos compartidos.

(F) Determinar la elegibilidad de las tierras y las personas para el financiamiento de incentivos de costos compartidos según las pautas establecidas por la Junta Estatal.

(G) Notificar a los solicitantes de las decisiones del SWCD sobre la aprobación de solicitudes.

(H) Presente las solicitudes aprobadas en la copia del SWCD del plan de gestión de la calidad del agua del solicitante.

(I) Obligar los fondos asignados para las solicitudes que reciben la aprobación final.

(J) Brindar o coordinar asistencia técnica a los solicitantes, o aprobar al solicitante y proporcionar una fuente alternativa de asistencia técnica.

(K) Certificar las prácticas de conservación completadas a la Junta Estatal antes del pago.

(L) Presentar los informes requeridos sobre el saldo no comprometido de los fondos asignados directamente y sobre los logros a la Junta Estatal.

(e) Administración de Fondos.

(1) Asignación de fondos. La Junta Estatal puede asignar fondos asignados del fondo de ingresos generales y otras fuentes para la financiación de incentivos de participación en los costos entre medidas particulares de mejoramiento de la tierra para la conservación del suelo y el agua, SWCD específicos, entre áreas del estado a través de prioridades de incentivos de participación en los costos, o una combinación de las mismas, y puede ajustar dichas asignaciones a lo largo del año a medida que los fondos disponibles y las necesidades y prioridades del SWCD cambien para lograr el uso más eficiente de los fondos estatales. La Junta Estatal puede designar una parte de los fondos asignados a un SWCD o a las prioridades de incentivos de costos compartidos para reembolsar a los SWCD las obligaciones incurridas en la administración de actividades de incentivos de costos compartidos.

(2) Aprobación de las asignaciones prioritarias de incentivos de costos compartidos. La Junta Estatal puede asignar fondos de incentivos de costo compartido a las prioridades identificadas por la Junta Estatal, los SWCD locales a través del proceso de partes interesadas descrito en la subsección (c) de esta sección y otras entidades. Se dará mayor consideración a las prioridades recomendadas a través del proceso de las partes interesadas. Las prioridades se aprobarán de acuerdo con el propósito de los incentivos de costos compartidos especificados en la subsección (a) de esta sección. Deberá existir una prioridad de incentivo de participación en los costos por no más de dos años del programa sin una nueva aprobación por parte de la Junta Estatal.

(3) Solicitudes de asignaciones directas. Los SWCD dentro de las áreas designadas para el programa de costos compartidos pueden presentar solicitudes para una asignación directa de fondos de incentivos de costos compartidos a la Junta Estatal. Dichas solicitudes deben enviarse antes del 1 de septiembre de cada año del programa y deben incluir una descripción de cómo la asignación controlará la erosión del suelo, conservará el agua y / o protegerá la calidad del agua. Las asignaciones solicitadas para abordar problemas documentados con la calidad del agua se considerarán antes de otras solicitudes, y cualquier solicitud estará sujeta a la disponibilidad de fondos después de que se realicen asignaciones a las prioridades aprobadas de incentivos de costos compartidos como se describe en el párrafo (2) de esta subsección.

(4) Aprobación de asignaciones directas a SWCD. La Junta Estatal considerará y aprobará, rechazará o ajustará las solicitudes de SWCD para asignaciones directas teniendo en cuenta la cantidad de fondos disponibles que aún no se han asignado a las prioridades de incentivos de costos compartidos, la necesidad relativa de fondos y la carga de trabajo y los saldos de fondos del SWCD, así como otra información. considerado necesario por la Junta Estatal. Solo los SWCD para los cuales la Junta Estatal ha establecido una asignación son elegibles para reclamar directamente fondos de incentivos de costos compartidos.

(5) Monto máximo permitido de fondos de costos compartidos por unidad operativa. La cantidad máxima permitida de fondos de costo compartido que se puede aplicar a cualquier unidad operativa individual es de $ 15,000.Esta disposición se aplica solo a los fondos de ingresos generales asignados por la Legislatura de Texas para ayudar a los participantes del programa con la implementación de medidas de mejoramiento de tierras para la conservación del suelo y el agua según lo permitido por el Código de Agricultura §201.301. En los casos en que el financiamiento para incentivos de costos compartidos se origine de fuentes distintas a las asignaciones hechas directamente a este programa por la Legislatura de Texas, la cantidad máxima permitida de financiamiento de incentivos de costos compartidos por unidad operativa se establecerá según los términos del acuerdo contractual que establece los fondos hasta que la Junta Estatal especifique lo contrario.

(f) Elegibilidad para financiamiento de incentivos de costos compartidos.

(1) Persona elegible. Cualquier individuo, sociedad, administrador de un fideicomiso o patrimonio, corporación familiar u otra entidad legal que, como propietario, arrendatario, arrendatario o aparcero, participe en una operación agrícola o silvícola y tenga un plan certificado de gestión de la calidad del agua en un La unidad operativa dentro de un SWCD será elegible para financiamiento de incentivos de costos compartidos.

(2) No elegible para asistencia de costos compartidos. Los miembros de la Junta Estatal y los Empleados de la Junta Estatal se rigen por una política de la Junta Estatal del 17 de julio de 2003 que prohíbe a las personas empleadas por la Junta Estatal y a los miembros de la Junta Estatal celebrar un acuerdo de costo compartido (asistencia financiera) mientras estén empleados o sirvan en la Junta Estatal de Conservación del Agua y el Suelo.

(3) Conflicto de intereses por asistencia de costos compartidos. Los directores de distrito y los empleados del distrito deben seguir todas las pautas de WQMP, completar todos los formularios de WQMP requeridos y abstenerse de todas y cada una de las discusiones y consideraciones de la solicitud de un contrato de WQMP.

(A) Los Directores de Distrito y los Empleados del Distrito deben recusarse en cualquier situación en la que un familiar, según se define en el Capítulo 573, Código de Gobierno, Prohibiciones de Nepotismo, haya solicitado un contrato WQMP.

(B) Se requiere que las actas de la Junta de SWCD reflejen que cualquier Director de Distrito o Empleado de Distrito se recusó de la deliberación sobre un contrato y que no hubo influencia indebida con respecto a la consideración de un contrato.

(C) Estas mismas prohibiciones se aplican a la certificación del trabajo realizado en un contrato y cualquier certificación para el pago de asistencia financiera en virtud de un contrato WQMP aprobado.

(4) De acuerdo con los términos de este capítulo, una persona elegible puede recibir costos compartidos solo una vez por una unidad operativa. La Junta Estatal, sobre la base de un proyecto o cuenca hidrográfica caso por caso y en consulta con el SWCD, puede otorgar una exención a este requisito en situaciones en las que:

(A) La investigación y / o la tecnología avanzada indican que se necesita una modificación del plan para incluir medidas adicionales para cumplir con los estándares de calidad del agua superficial de Texas

(B) El tamaño de la unidad operativa aumenta significativamente mediante la adición de nuevas áreas de tierra o la cantidad de producción de desechos animales aumenta significativamente, lo que requiere prácticas de conservación adicionales, que antes no se compartían en los costos, para cumplir con los estándares de calidad del agua superficial de Texas.

(C) Se necesitan medidas más estrictas para cumplir con los estándares de calidad del agua superficial de Texas.

(D) Un propietario ha asumido la responsabilidad de un acuerdo de mantenimiento en los casos en que el propietario no era el solicitante o

(E) Un propietario ha recibido previamente un costo compartido a través de este programa, pero una práctica o prácticas adicionales han sido posteriormente impuestas por la ley estatal o las leyes, reglas o regulaciones de una subdivisión política. Esta exención solo se aplica a la práctica o prácticas obligatorias y no se puede aplicar más de una vez a una sola práctica.

(5) Terreno elegible. Cualquiera de las siguientes categorías de tierra será elegible para la financiación de incentivos de costos compartidos:

(A) Tierra dentro del Estado que es propiedad privada de una persona elegible.

(B) Terreno arrendado por una persona elegible sobre el cual él / ella tiene un control adecuado y qué terreno se utiliza como parte de su unidad operativa.

(C) Tierras propiedad del Estado, una subdivisión política del Estado o una organización sin fines de lucro que tiene tierras en fideicomiso para el estado.

(6) Tierras no elegibles. Los fondos asignados no se utilizarán:

(A) Reembolsar a otras unidades de gobierno por implementar prácticas de conservación.

(B) En tierras de propiedad privada no utilizadas para la producción agrícola o silvícola.

(7) Fines elegibles. El financiamiento de incentivos de costos compartidos estará disponible solo para aquellas medidas de práctica elegibles incluidas en un plan certificado de gestión de la calidad del agua y que el SWCD determine que son necesarias para:

(B) Mejorar la calidad y / o cantidad del agua.

(8) Prácticas elegibles. Las prácticas de conservación aprobadas por la Junta Estatal y que están incluidas en el plan de gestión de la calidad del agua aprobado por el solicitante serán elegibles para financiamiento de incentivos de costos compartidos. La lista de prácticas elegibles será aprobada por la Junta Estatal según sea necesario. Los SWCD designarán su lista de prácticas elegibles de aquellas prácticas aprobadas por la Junta Estatal. Los SWCD pueden solicitar la aprobación de la Junta Estatal para ofrecer financiamiento de incentivos de costo compartido para prácticas de conservación que no estén incluidas en la lista de prácticas aprobadas por la Junta Estatal. El uso de prácticas especiales de conservación se limita a aquellas medidas que pueden resolver problemas únicos en un SWCD y que se ajustan a uno o más de los propósitos del programa. Las solicitudes de prácticas especiales de conservación se presentarán por escrito ante la Junta Estatal a tiempo para obtener acción y notificación por escrito de la Junta Estatal de su (s) decisión (es) antes de anunciar la disponibilidad local de financiamiento de incentivos de costo compartido para el año del programa. Las prácticas de conservación pueden incluirse en la lista de prácticas elegibles de un SWCD que se ofrecen para el financiamiento de incentivos de costos compartidos solo según lo apruebe la Junta Estatal.

(9) Requisito para presentar una solicitud. Para calificar para el financiamiento de incentivos de costos compartidos, una persona elegible deberá presentar una solicitud ante el SWCD local.

(10) Personas obligadas a firmar solicitudes y acuerdos. Todas las solicitudes y acuerdos deberán estar firmados por:

(A) La persona elegible y

(B) el propietario de la tierra en los casos en que la persona elegible no tenga el título de propiedad de la tierra que constituye la unidad operativa.

(g) Procedimientos de procesamiento de financiamiento de incentivos de costos compartidos.

(1) Responsabilidad de los solicitantes. Los solicitantes de financiamiento de incentivos de costos compartidos para prácticas de conservación deberán:

(A) Complete y envíe una solicitud al SWCD.

(B) Cuando un solicitante no tiene un plan de gestión de la calidad del agua aprobado y no ha determinado el costo total anticipado de las medidas solicitadas, él / ella, como parte de la solicitud, puede solicitar asistencia del SWCD para desarrollar tal planificar y determinar los costos.

(C) Después de ser notificado de la aprobación y obligación de fondos por parte del SWCD, solicitar asistencia técnica a través del SWCD para diseñar y diseñar las prácticas aprobadas o solicitar la aprobación de fuentes alternativas de asistencia técnica.

(D) Asegure los contratistas aprobados necesarios y todos los acuerdos contractuales o de otro tipo necesarios para construir o realizar las prácticas aprobadas. No se permitirá el costo compartido para el trabajo iniciado antes de que se apruebe la solicitud.

(E) Completar y firmar acuerdos de desempeño y mantenimiento y cualquier enmienda a esos acuerdos.

(F) Suministrar los documentos necesarios para verificar la finalización de las prácticas aprobadas junto con una certificación de costos completada y firmada.

(2) Responsabilidades de los SWCD. Los SWCD deberán:

(A) Establezca el (los) período (s) de tiempo para aceptar solicitudes, según las pautas de la Junta Estatal, y anuncie la disponibilidad de financiamiento de incentivos de costo compartido a nivel local.

(B) Acepte solicitudes de costos compartidos en la oficina del SWCD.

(C) Determinar la elegibilidad de las tierras y las personas para el financiamiento de incentivos de costos compartidos bajo el programa local del SWCD para una asignación directa o bajo una prioridad de incentivos de costos compartidos. Si el terreno de un solicitante se encuentra en más de un SWCD, las respectivas juntas directivas de SWCD revisarán la solicitud y acordarán supervisar todas las obras, administrar todos los contratos y obligar a todos los fondos de un SWCD o prorratear el financiamiento entre los SWCD.

(D) Dar la aprobación inicial a aquellas aplicaciones que cumplan con los requisitos de elegibilidad.

(E) Evaluar las solicitudes inicialmente aprobadas bajo el sistema de prioridad del SWCD para una asignación directa o bajo una prioridad de incentivo de costo compartido y dar la aprobación final a las solicitudes de alta prioridad que pueden ser financiadas.

(F) Para las solicitudes que pueden calificar para una prioridad de incentivo de costo compartido, envíe las solicitudes a la oficina correspondiente de la Junta Estatal para la confirmación de la calificación y la disponibilidad de fondos.

(G) Obligar fondos para las prácticas de conservación aprobadas que pueden ser financiadas y notificar al solicitante (s) que sus prácticas de conservación han sido aprobadas para el financiamiento de incentivos de costos compartidos y para proceder con la instalación. Los fondos asignados deben estar obligados a más tardar el último día de abril del año fiscal asignado. Todas las asignaciones no obligadas, independientemente de si existen en una asignación directa de SWCD o en una prioridad de incentivo de costo compartido, quedarán sin asignar el 1 de mayo de cada año y podrán reasignarse a otras prioridades a discreción de la Junta Estatal para garantizar la mayor eficiencia. uso de fondos de incentivos de costos compartidos.

(H) Determinar el cumplimiento de las normas y especificaciones y certificar las medidas de tratamiento de tierras de conservación completadas que cumplan con las normas.

(3) Solicitudes enmendadas para fondos asignados.

(A) En el caso de que el diseño final requiera un ajuste al costo estimado de las prácticas de conservación, el solicitante deberá aceptar asumir el costo adicional o completar y presentar una enmienda a su solicitud de fondos asignados. al SWCD para su aprobación o rechazo por parte del SWCD. Si los fondos obligados se originan a partir de una prioridad de incentivo de participación en los costos, el SWCD consultará con la Junta Estatal para determinar si hay fondos adicionales disponibles.

(B) El SWCD puede optar por ajustar la cantidad de fondos comprometidos para las prácticas de conservación, siempre que haya fondos disponibles, o solicitar fondos adicionales a la Junta Estatal. Si los fondos obligados se originan a partir de una prioridad de incentivo de participación en los costos, el SWCD consultará con la Junta Estatal para determinar si hay fondos adicionales disponibles.

(C) En caso de que no haya fondos adicionales disponibles, las prácticas de conservación pueden rediseñarse, si es posible, a un nivel acorde con los fondos disponibles, siempre que el rediseño aún cumpla con los estándares de práctica establecidos por la Junta Estatal o el solicitante pueda estar de acuerdo. asumir la responsabilidad financiera total por la parte del costo de las prácticas de conservación que exceda la cantidad autorizada.

(4) Acuerdo de cumplimiento. Como condición para recibir fondos de incentivos de costos compartidos para prácticas de conservación, la persona elegible que reciba el beneficio de dichos fondos de incentivos deberá acordar llevar a cabo esas medidas de acuerdo con los estándares establecidos por la Junta Estatal. Se requiere completar el acuerdo de desempeño y la firma de la persona elegible antes del pago.

(5) Acuerdo de mantenimiento. Se debe firmar un acuerdo de mantenimiento por escrito entre la persona elegible y el distrito de conservación del suelo y el agua en el que las personas elegibles se comprometen a implementar y mantener todas las prácticas de conservación incluidas en el plan de gestión de la calidad del agua de acuerdo con el cronograma de implementación, todos los requisitos técnicos de los estándares de práctica aplicables y las expectativas de vida especificadas de las prácticas hasta el momento en que se retire la certificación de la Junta Estatal. El acuerdo de mantenimiento deberá especificar que cualquier práctica instalada a través del financiamiento de financiamiento de incentivos de costos compartidos, en cualquier medida, debe mantenerse de acuerdo con los estándares de práctica aplicables y las expectativas de vida especificadas independientemente de si el plan de gestión de la calidad del agua continúa o no. certificado o no. No mantener las prácticas de costos compartidos puede resultar en el requisito de que la totalidad o una parte prorrateada de los fondos de costos compartidos se devuelva a la Junta Estatal. Se requiere completar el acuerdo de mantenimiento y todas las firmas correspondientes antes del pago.

(A) El SWCD determinará la elegibilidad del solicitante para recibir el pago de fondos de incentivos de costos compartidos y proporcionará una certificación a la Junta Estatal de que las medidas se han instalado de acuerdo con los estándares establecidos.

(B) La Junta Estatal emitirá autorizaciones para el pago de fondos de incentivos de participación en los costos.

(7) Solicitudes retenidas en abeyance debido a la falta de fondos. En aquellos casos en los que no haya fondos disponibles, el SWCD retendrá las solicitudes hasta que los fondos asignados estén disponibles o hasta el final del año del programa. Cuando se reciban fondos adicionales, el SWCD obligará esos fondos. El SWCD puede cambiar todas las solicitudes no financiadas mantenidas en suspenso debido a la falta de fondos disponibles al final de un año del programa al nuevo año del programa o requerir todas las solicitudes nuevas según lo considere apropiado.

(8) Solicitudes denegadas por motivos distintos a la falta de fondos. Las solicitudes de fondos que sean denegadas por los directores del SWCD por motivos distintos a la falta de fondos se conservarán en los registros del SWCD de acuerdo con la política de retención de registros establecida por el SWCD. Se proporcionará al solicitante una notificación por escrito de la denegación junto con las razones por las que se rechazó la solicitud.

(9) Solicitudes retiradas. El solicitante puede retirar una solicitud en cualquier momento antes de recibir el financiamiento de incentivos de costos compartidos notificando al SWCD por escrito que desea retirarla. Las solicitudes retiradas por el solicitante se conservarán en los registros del SWCD de acuerdo con la política de retención de registros establecida por el SWCD.

(A) Un solicitante puede apelar las decisiones del SWCD relativas a su solicitud de fondos asignados.

(B) El solicitante deberá hacer cualquier apelación por escrito al SWCD que recibió su solicitud de fondos asignados y establecerá la base de la apelación.

(C) El SWCD tendrá 60 días para tomar una decisión y notificar al solicitante por escrito.

(D) El solicitante puede apelar la decisión del SWCD ante la Junta Estatal.

(E) Todas las apelaciones hechas a la Junta Estatal se harán por escrito y establecerán la base de la apelación.

(F) Todas las decisiones de la Junta Estatal serán finales.

(h) Mantenimiento de Prácticas.

(1) Los requisitos para el mantenimiento de las prácticas aplicadas con fondos de incentivos de costos compartidos se describirán en el plan de gestión de la calidad del agua de la persona elegible y se revisarán con la persona elegible en el momento de la solicitud.

(2) El solicitante seleccionado deberá firmar un acuerdo de mantenimiento debidamente ejecutado antes de recibir el pago del financiamiento de incentivos de costo compartido del SWCD para una práctica de conservación instalada.

(3) El SWCD solicitará el reembolso de la totalidad o una parte prorrateada de los fondos de incentivos de costos compartidos pagados a una persona elegible cuando las prácticas de conservación aplicadas no se hayan mantenido de acuerdo con los estándares de diseño y especificaciones aplicables para la práctica durante su vida esperada según lo acordado por la persona elegible. La Junta Estatal puede otorgar una exención a este requisito caso por caso en consulta con el SWCD.

(4) Restauración de práctica fallida.

(A) Cuando las prácticas de conservación que se han completado con éxito y que luego fracasan como resultado de inundaciones, sequías u otros desastres naturales, y no es culpa del solicitante, el solicitante puede solicitar y el SWCD puede asignar un incentivo de costo compartido adicional. fondos para restaurarlos a sus estándares y especificaciones de diseño originales. Estos fondos deben provenir de una asignación directa actual al SWCD o de una prioridad actual de incentivos de costos compartidos con la confirmación de la Junta Estatal del año del programa actual.

(B) Cuando las prácticas de conservación que se han completado con éxito y que luego fallan como resultado de un error u omisión por parte del personal de la Junta Estatal, el personal del SWCD o el personal del Servicio de Conservación de Recursos Naturales del USDA mientras asiste al SWCD, y Si no es culpa del solicitante, la Junta Estatal puede aprobar fondos de incentivos de costos compartidos adicionales para restaurar la (s) medida (s) a los estándares y especificaciones de diseño correctos cuando una investigación aprobada por el Director Ejecutivo o su designado demuestre una buena causa. Estos fondos deben provenir de una asignación directa actual al SWCD o de una prioridad actual de incentivos de costos compartidos con la confirmación de la Junta Estatal del año del programa actual.

(5) En casos de dificultad, muerte del participante, o en el momento de la transferencia de propiedad de la tierra donde se ha aplicado una práctica de conservación utilizando fondos de incentivos de costo compartido y la vida esperada asignada a la práctica no ha expirado, el participante, heredero (s) o comprador (es) respectivamente, debe acordar mantener la práctica (s) o el participante, heredero (s) o el comprador por acuerdo con el vendedor debe reembolsar todo o una parte prorrateada del costo- compartir los fondos de incentivo recibidos para la práctica según lo determinado por el SWCD. La Junta Estatal, caso por caso, en consulta con el SWCD puede otorgar una exención a este requisito.

(i) Determinación del estado de las prácticas durante la transferencia de la propiedad de la tierra.

(1) Un vendedor de tierras agrícolas con respecto a las cuales está en vigor un acuerdo de mantenimiento puede solicitar al SWCD que inspeccione las prácticas. Si las prácticas no se han eliminado, alterado o modificado, el SWCD emitirá una declaración por escrito de que el vendedor ha mantenido satisfactoriamente la práctica permanente a la fecha de la declaración.

(2) El comprador de terrenos cubiertos por un acuerdo de mantenimiento también puede solicitar que el SWCD inspeccione los terrenos para determinar si alguna práctica ha sido removida, alterada o modificada a la fecha de la inspección. Si es así, el SWCD proporcionará al comprador una declaración que especifique el grado de incumplimiento a la fecha de la declaración.

(3) El vendedor y el comprador, si se conocen, serán notificados de la hora de la inspección para que puedan estar presentes durante la inspección para expresar sus opiniones sobre el cumplimiento.

(j) Informes y contabilidad. La Junta Estatal recibirá y mantendrá los informes requeridos de los SWCD que muestren el saldo no comprometido de los fondos asignados directamente como se muestra en cada libro mayor al cierre del último día de cada mes.

(k) De conformidad con el Código de Agricultura §201.311, se pueden designar uno o más SWCD para administrar partes de esta sección según lo determine la Junta Estatal.


El Dr. Hugh Hammond Bennett (izquierda) y el Sr.Roach Stewart de Duke Power Company asisten a un picnic para agricultores arrendatarios de Duke Power Company cerca de Mooresville, Carolina del Norte.

"La tierra debe ser alimentada, no saqueada y desperdiciada". Hugh Hammond Bennett . Lea más citas del primer jefe de NRCS y rsquo.

Una enorme tormenta de polvo se mueve por la tierra durante el Dust Bowl de la década de 1930.

Durante más de 80 años, el Servicio de Conservación de Recursos Naturales ha sido pionero en la conservación, trabajando con propietarios de tierras, gobiernos locales y estatales y otras agencias federales para mantener paisajes de trabajo saludables y productivos.

El 27 de abril de 1935, el Congreso aprobó la Ley Pública 74-46, en la que reconoció que “el desperdicio de recursos de suelo y humedad en tierras agrícolas, de pastoreo y forestales. . . es una amenaza para el bienestar nacional ”, y ordenó al Secretario de Agricultura que estableciera el Servicio de Conservación de Suelos (SCS) como una agencia permanente en el USDA. En 1994, el Congreso cambió el nombre de SCS & rsquos a Natural Resources Conservation Service (NRCS) para reflejar mejor el alcance ampliado de las preocupaciones de la agencia y los rsquos.

La creación del Servicio de Conservación de Suelos representó la culminación de los esfuerzos de Hugh Hammond Bennett, "padre de la Conservación de Suelos" y el primer Jefe de SCS, para despertar la preocupación pública por el problema de la erosión del suelo. Bennett se dio cuenta de la amenaza que representaba la erosión de los suelos al principio de su carrera como topógrafo de la Oficina de Suelos del USDA. Observó cómo la erosión del suelo por el agua y el viento reducía la capacidad de la tierra para mantener la productividad agrícola y apoyar a las comunidades rurales que dependían de ella para su sustento. Lanzó una cruzada pública de escribir y hablar sobre la crisis de la erosión del suelo. Su influyente publicación de 1928 & ldquoSoil Erosion: A National Menace & rdquo influyó en el Congreso para crear las primeras estaciones experimentales federales de erosión del suelo en 1929.

Con la elección de Franklin D. Roosevelt como presidente en 1932, la conservación del suelo y los recursos hídricos se convirtió en una prioridad nacional en la administración del New Deal. La Ley Nacional de Recuperación Industrial (P.L. 73-67) aprobada en junio de 1933 incluía fondos para combatir la erosión del suelo. Con este dinero, el Servicio de Erosión de Suelos (SES) se estableció en el Departamento del Interior con Hugh Bennett como Jefe en septiembre de 1933. SES estableció proyectos de demostración en áreas críticamente erosionadas en todo el país para mostrar a los propietarios los beneficios de la conservación.

Quizás ningún evento hizo más para enfatizar la gravedad de la crisis de erosión en la imaginación popular que el Dust Bowl. A partir de 1932, las condiciones de sequía persistente en las Grandes Llanuras causaron pérdidas de cosechas generalizadas y expusieron el suelo de la región a los vientos. Una gran tormenta de polvo el 11 de mayo de 1934 barrió finas partículas de suelo sobre Washington, D.C. y trescientas millas hacia el Océano Atlántico. Tormentas más intensas y frecuentes azotaron las llanuras en 1935. El 6 de marzo y nuevamente el 21 de marzo, nubes de polvo pasaron sobre Washington y oscurecieron el cielo justo cuando el Congreso comenzaba las audiencias sobre una propuesta de ley de conservación del suelo. Bennett aprovechó la oportunidad para explicar la causa de las tormentas y ofrecer una solución. Escribió editoriales y testificó ante el Congreso pidiendo la creación de una agencia permanente de conservación de suelos. El resultado fue la Ley de Conservación de Suelos (PL 74-46), que el presidente Roosevelt firmó el 27 de abril de 1935, creando el Servicio de Conservación de Suelos (SCS) en el USDA.

Después de 1935, SCS expandió su programa de conservación de suelos a nivel nacional con un aumento de varias veces en el número de proyectos de demostración. La mano de obra proporcionada por Civilian Conservation Corps (CCC), Civil Works Administration (CWA) y Works Progress Administration (WPA) apoyó este trabajo. Los expertos técnicos de SCS & rsquos trabajaron para promover la comprensión científica de los procesos de erosión y desarrollar prácticas de conservación efectivas. La red de viveros regionales de SCS & rsquos seleccionó y aumentó las semillas y plantas necesarias para el trabajo de conservación.

En 1936, la agencia asumió la responsabilidad de realizar estudios y diseñar planes de control de inundaciones para cuencas hidrográficas seleccionadas bajo la autoridad de la Ley de Control de Inundaciones de 1936 (P.L. 74-738). En 1938, en una reorganización importante del programa de administración de tierras del USDA y rsquos, el Secretario de Agricultura hizo responsable a SCS de administrar los programas de asistencia de drenaje e irrigación del Departamento y rsquos, el programa de prospección del suministro de agua y la prospección de nieve, así como las instalaciones de agua, la utilización de la tierra y Programas agrícolas forestales. La adición de estas responsabilidades convirtió a SCS en el USDA & rsquos líder en la agencia privada de conservación de tierras.

Ya en 1935, los administradores del USDA comenzaron a buscar formas de extender la asistencia para la conservación a más agricultores. Creían que la solución era establecer distritos de conservación de suelos organizados democráticamente para liderar el esfuerzo de planificación de la conservación a nivel local. Para crear un marco para la cooperación, el USDA redactó la Ley de Distritos de Conservación de Suelos Estatales Estándar, que el presidente Roosevelt envió a los gobernadores de todos los estados en 1937. El primer distrito de conservación de suelos se organizó en la cuenca de Brown Creek de Carolina del Norte el 4 de agosto de 1937. En la actualidad, existen más de tres mil distritos de conservación en todo el país.

La década posterior a la Segunda Guerra Mundial fue una época de crecimiento para SCS. El Congreso aumentó las asignaciones para programas de conservación de suelos. El Secretario nombró a SCS como la agencia principal responsable de la supervisión técnica de las medidas de conservación de tipo "permanente" instaladas con fondos de costo compartido bajo el Programa de Conservación Agrícola (ACP). Durante este tiempo, la cantidad de distritos de conservación de suelos continuó aumentando, al igual que la cantidad de cooperadores que trabajan con SCS para desarrollar planes de conservación para sus fincas.

Hugh Bennett dejó el cargo de Jefe en 1951 y se retiró del servicio federal en 1952. El mismo año, el secretario de Agricultura, Charles Brannan, unificó los trabajos de suelos del USDA cuando fusionó Soil Survey con SCS. Brannan también transfirió la mayoría de las actividades de investigación de SCS & rsquos al Servicio de Investigación Agrícola y dio al Servicio Forestal la responsabilidad de administrar los Proyectos de Utilización de Tierras de SCS & rsquos. En 1953, como parte de una importante reorganización del USDA, se eliminaron las oficinas regionales de SCS & rsquos y se mejoró el papel técnico de las oficinas estatales. En este momento, los viveros de SCS & rsquos renunciaron a su función de producción de plantas, pero continuaron seleccionando plantas para usos de conservación en los Centros de Materiales Vegetales.

Quizás el desarrollo más importante en la era de la posguerra llegó con la aprobación de la Ley de Protección de Cuencas Hidrográficas y Control de Inundaciones (P.L. 84-566) en 1954. La planificación de cuencas hidrográficas ha sido una parte importante de la misión de la agencia y rsquos desde la década de 1930. Hugh Bennett reconoció que la conservación exitosa del suelo y el agua requería abordar las preocupaciones sobre los recursos a escala de la cuenca. SCS organizó sus primeros proyectos de demostración por cuencas hidrográficas. Con la aprobación de la Ley de Control de Inundaciones de 1936, SCS inició investigaciones de cuencas hidrográficas para determinar los métodos más efectivos para controlar la erosión y prevenir inundaciones. La Ley de Control de Inundaciones de 1944 (PL 78-534) autorizó a SCS a comenzar a trabajar en sus primeros once proyectos de cuencas hidrográficas. La Ley de Asignaciones Agrícolas de 1953 (P.L. 83-156) autorizó 63 proyectos adicionales. Con el apoyo del presidente Dwight D. Eisenhower, el Congreso otorgó a SCS autoridad permanente para la planificación de cuencas hidrográficas con la aprobación de la Ley de Protección de Cuencas y Prevención de Inundaciones (P.L. 84-566). Desde 1944, SCS, ahora NRCS, ha construido casi 11,000 represas en unos 2,000 proyectos de cuencas hidrográficas que continúan brindando control de inundaciones, suministro de agua, recreación y beneficios para el hábitat de la vida silvestre.

Con la llegada de otra sequía prolongada en la década de 1950, el Congreso aprobó el Programa de Conservación de las Grandes Llanuras que centró la asistencia financiera para la conservación en los estados de las Llanuras. SCS brindó asistencia financiera y técnica para cumplir con múltiples objetivos de conservación y estabilidad económica. Durante este período, SCS también comenzó a brindar asistencia técnica para el Programa de Banco de Suelos, que pagaba el alquiler de las tierras de cultivo retiradas y brindaba incentivos financieros a los agricultores para que plantaran cultivos de cobertura de protección.

En la década de 1960, bajo las administraciones de Kennedy y Johnson, el papel de SCS & rsquos se expandió para abordar nuevas preocupaciones en el campo en las ciudades. La agencia comenzó a enfatizar el desarrollo rural y la recreación como objetivos de planificación de la conservación. La creación del programa de Conservación y Desarrollo de Recursos (RC & ampD) en 1962 permitió a SCS trabajar con propietarios de tierras en áreas más grandes que pequeñas cuencas hidrográficas o distritos de conservación para desarrollar planes de desarrollo económico a largo plazo para toda el área del proyecto. SCS también comenzó a enfocarse en brindar beneficios recreativos con sus proyectos. SCS también comenzó a involucrarse más en la suburbanización de áreas donde las tierras agrícolas se estaban desarrollando como áreas comerciales y residenciales. Estas iniciativas fueron parte de un esfuerzo más amplio del USDA para extender sus servicios a todos los estadounidenses, no solo a las partes que viven en áreas rurales o se dedican a la agricultura de producción.

Las décadas de 1960 y 1970 fueron una época de gran preocupación popular por la salud del medio ambiente. Expresadas de manera más prominente en la primera manifestación del Día de la Tierra en 1970, estas preocupaciones llevaron a la creación de un marco nacional de políticas ambientales durante el cual cambió la forma en que SCS puso la conservación en el terreno. La Ley de Política Ambiental Nacional (P.L. 91-190), promulgada en 1970 por el presidente Richard Nixon, requería que las agencias federales evaluaran e informaran sobre los impactos ambientales de sus actividades. La calidad del agua y la contaminación de fuentes difusas se convirtieron en áreas importantes de preocupación con la aprobación de las Enmiendas Federales para el Control de la Contaminación del Agua (PL 92-500) en 1972 y la Ley de Agua Limpia (PL 95-217) en 1977. La protección de los humedales surgió como crítica problema con la participación de SCS en el programa del Banco de Agua, que proporcionó incentivos a los propietarios para proteger el hábitat de los humedales.

Durante la década de 1970, SCS también ganó mayor autoridad para monitorear y evaluar la base de recursos naturales de la nación y los rsquos. El Congreso autorizó el Inventario de Recursos Nacionales (NRI) en la Ley de Desarrollo Rural de 1972 (P.L. 92-419) para comprender mejor las implicaciones de los cambios en el uso de la tierra para la erosión del suelo. La Ley de Conservación de Recursos Hídricos y Suelos de 1977 (PL 95-192) extendió esta autoridad y requirió que el USDA informara regularmente al Congreso sobre la condición de los recursos hídricos y del suelo en tierras no federales como parte de un proceso para desarrollar una conservación más efectiva. políticas y leyes.

La crisis agrícola de la década de 1980 creó una apertura para la implementación de políticas de conservación innovadoras desarrolladas como parte del proceso de la Ley de Conservación de Recursos (RCA). La Ley de Seguridad Alimentaria de 1985 (P.L. 99-198), con sus disposiciones Sodbuster, Swampbuster y Highly Erodible Lands, hizo de la conservación un requisito previo para la participación en los programas del USDA. También estableció el Programa de Reserva de Conservación (CRP) para proporcionar pagos de alquiler a los agricultores por poner tierras de cultivo en pasto o árboles. Otro acontecimiento importante durante este período fue la adopción generalizada de prácticas de labranza de conservación, lo que ha llevado a una reducción significativa de la erosión del suelo. El trabajo de SCS con sus socios jugó un papel importante en la administración de estos programas y el desarrollo de las herramientas y la tecnología necesarias para hacer posibles estas innovaciones de conservación.

En varias áreas, el NRCS ha participado en lo que podría denominarse proyectos de “restauración” para revertir las alteraciones anteriores de tierras, canales y humedales. En 1994, NRCS asumió la gestión del Programa de Reserva de Humedales que había sido autorizado en el proyecto de ley agrícola de 1990. Se proporcionaron fondos para restauración y servidumbres permanentes o de largo plazo. Los geólogos y arquitectos paisajistas de SCS coordinaron un esfuerzo federal para producir un manual de & ldquoStream Corridor Restoration & rdquo. El manual hizo hincapié en el uso de la vegetación en lugar de las obras estructurales para la restauración del corredor del arroyo. El Programa de Reserva de Conservación (CRP), autorizado en el proyecto de ley agrícola de 1985, preveía el alquiler a largo plazo (10 años) de tierras de cultivo y el establecimiento de vegetación en los acres de reserva. Al requerir cobertura vegetal, el SCS puso gran énfasis en las especies nativas de gramíneas. Los viveros y centros de materiales vegetales, que habían estado seleccionando plantas para usos de conservación desde el comienzo de la agencia, ahora ponen énfasis en seleccionar semillas y plantas nativas para su uso en la restauración de praderas y humedales. También habían trabajado con el Servicio de Parques Nacionales para seleccionar y aumentar las semillas y plantas nativas para los Parques Nacionales.

En 1994, el Congreso inició una reorganización importante del USDA y renombró SCS como el Servicio de Conservación de Recursos Naturales (NRCS) para reflejar mejor el amplio alcance de la misión de la agencia y rsquos. Estos cambios marcaron el comienzo de dos tendencias principales que han definido el papel de Service & rsquos en la conservación desde entonces. El primero es la creciente responsabilidad de NRCS & rsquos de administrar la asistencia financiera para los programas de conservación. El otro aumenta muchas veces la cantidad de ayuda financiera disponible para la conservación. El resultado durante las últimas dos décadas ha sido una proliferación de programas de innovación que brindan a los conservacionistas y propietarios de tierras los medios necesarios para proteger los recursos naturales de nuestra nación y sus rsquos.

El Servicio de Conservación de Recursos Naturales continúa cumpliendo con el legado de conservación establecido en 1935 por Hugh Hammond Bennett, incluso mientras se adapta a las preocupaciones cambiantes y asume nuevas responsabilidades para abordar los desafíos presentes y futuros. A través de décadas de experiencia, SCS y, ahora NRCS, ha desarrollado numerosas herramientas y estándares basados ​​en la ciencia en agronomía, silvicultura, ingeniería, economía, biología de la vida silvestre y otras disciplinas que los conservacionistas locales de la oficina de campo de NRCS utilizan para ayudar a los propietarios a planificar e instalar prácticas de conservación. Los profesionales de NRCS se guían por una filosofía de conservación inculcada en el Servicio a partir de la experiencia. Esto es para evaluar los recursos de la tierra. Evaluar los problemas y oportunidades de conservación. Busque soluciones en diferentes ciencias y disciplinas. Integre todo en un plan de conservación para toda la propiedad. Mediante la implementación de la conservación en proyectos individuales, contribuya a la calidad de vida general en la cuenca o región. Y trabajar siempre en estrecha colaboración con los usuarios de la tierra para que el plan de conservación se reconcilie con sus objetivos. Estos principios han servido como base para abordar los desafíos de conservación ahora durante setenta y cinco años y continuarán haciéndolo en el futuro.


Recursos hídricos

Los recursos hídricos son fuentes de agua útiles o potencialmente útiles para los seres humanos.

Es importante porque es necesario para que exista la vida.

Muchos usos del agua incluyen actividades agrícolas, industriales, domésticas, recreativas y ambientales.

Prácticamente todos estos usos humanos requieren agua dulce.

Solo el 2,5% del agua de la Tierra es agua dulce, y más de dos tercios de esta está congelada en glaciares y casquetes polares.

La demanda de agua ya supera la oferta en muchas partes del mundo, y se espera que muchas más áreas experimenten este desequilibrio en un futuro próximo.

Se estima que el 70% del uso mundial del agua se destina al riego en la agricultura.

El cambio climático tendrá impactos significativos en los recursos hídricos de todo el mundo debido a las estrechas conexiones entre el clima y el ciclo hidrológico.

Debido a la expansión de la población humana, la competencia por el agua está aumentando de tal manera que muchos de los principales acuíferos del mundo se están agotando.

Muchos contaminantes amenazan los suministros de agua, pero el más extendido, especialmente en los países subdesarrollados, es la descarga de aguas residuales sin tratar en aguas naturales.


6.28: Recursos hídricos y del suelo - Biología

Cuando se tritura suelo seco en la mano, se puede ver que está compuesto por todo tipo de partículas de diferentes tamaños.

La mayoría de estas partículas se originan por la degradación de las rocas, se les llama partículas minerales. Algunos se originan a partir de residuos de plantas o animales (hojas podridas, trozos de hueso, etc.), estos se denominan partículas orgánicas (o materia orgánica). Las partículas del suelo parecen tocarse entre sí, pero en realidad tienen espacios entre ellas. Estos espacios se llaman poros. Cuando el suelo está "seco", los poros se llenan principalmente de aire. Después del riego o la lluvia, los poros se llenan principalmente de agua. El material vivo se encuentra en el suelo. Pueden ser raíces vivas, así como escarabajos, gusanos, larvas, etc. Ayudan a airear el suelo y, por lo tanto, crean condiciones favorables para el crecimiento de las raíces de las plantas (Fig. 26).

Fig. 26. La composición del suelo.

Si se cava una fosa en el suelo, de al menos 1 m de profundidad, se pueden ver varias capas, de diferente color y composición. Estas capas se llaman horizontes. Esta sucesión de horizontes se denomina perfil del suelo (Fig. 27).

Fig. 27. El perfil del suelo

Un perfil de suelo muy general y simplificado se puede describir de la siguiente manera:

una. La capa de arado (de 20 a 30 cm de espesor): es rica en materia orgánica y contiene muchas raíces vivas. Esta capa está sujeta a la preparación de la tierra (por ejemplo, arado, rastrillado, etc.) y a menudo tiene un color oscuro (marrón a negro).

B. La capa profunda de arado: contiene mucha menos materia orgánica y raíces vivas. Esta capa apenas se ve afectada por las actividades normales de preparación de la tierra. El color es más claro, a menudo gris y, a veces, moteado con manchas amarillentas o rojizas.

C. La capa del subsuelo: apenas se encuentra materia orgánica o raíces vivas. Esta capa no es muy importante para el crecimiento de las plantas, ya que solo unas pocas raíces la alcanzarán.

D. La capa de roca madre: consiste en roca, a partir de cuya degradación se formó el suelo. Esta roca a veces se llama material parental.

La profundidad de las diferentes capas varía ampliamente: algunas capas pueden faltar por completo.

Las partículas minerales del suelo difieren ampliamente en tamaño y se pueden clasificar de la siguiente manera:

Distinguible a simple vista

La cantidad de arena, limo y arcilla presentes en el suelo determina la textura del suelo.

En el campo, la textura del suelo se puede determinar frotando el suelo entre los dedos (ver Fig. 28).

Los agricultores suelen hablar de suelo ligero y suelo pesado. Un suelo de textura gruesa es liviano porque es fácil de trabajar, mientras que un suelo de textura fina es pesado porque es difícil de trabajar.

Expresión utilizada por el agricultor

Expresión utilizada en la literatura

La textura de un suelo es permanente, el agricultor no puede modificarla ni cambiarla.

La estructura del suelo se refiere al agrupamiento de partículas del suelo (arena, limo, arcilla, materia orgánica y fertilizantes) en compuestos porosos. Estos se llaman agregados. La estructura del suelo también se refiere a la disposición de estos agregados separados por poros y grietas (Fig. 29).

Los tipos básicos de arreglos agregados se muestran en la Fig. 30, estructura granular, en bloques, prismática y masiva.

Fig. 29. La estructura del suelo

Cuando está presente en la capa superior del suelo, una estructura masiva bloquea la entrada de agua, la germinación de las semillas es difícil debido a la mala aireación. Por otro lado, si la capa superior del suelo es granular, el agua entra fácilmente y la germinación de la semilla es mejor.

En una estructura prismática, el movimiento del agua en el suelo es predominantemente vertical y, por lo tanto, el suministro de agua a las raíces de las plantas suele ser escaso.

A diferencia de la textura, la estructura del suelo no es permanente. Mediante prácticas de cultivo (arado, caballones, etc.), el agricultor trata de obtener una estructura de tierra vegetal granular para sus campos.

Fig. 30. Algunos ejemplos de estructuras del suelo

Cuando se suministra agua de lluvia o de riego a un campo, se filtra en el suelo. Este proceso se llama infiltración.

La infiltración se puede visualizar vertiendo agua en un vaso lleno de tierra en polvo seca, ligeramente apisonada. El agua se filtra en el suelo y el color del suelo se vuelve más oscuro a medida que se humedece (ver Fig. 31).

Fig. 31. Infiltración de agua en el suelo

Repite la prueba anterior, esta vez con dos vasos. Uno se llena con arena seca y el otro con arcilla seca (ver Fig. 32a yb).

La infiltración de agua en la arena es más rápida que en la arcilla. Se dice que la arena tiene una tasa de infiltración más alta.

Figura 32a. Se suministra la misma cantidad de agua a cada vaso.

Figura 32b. Después de una hora, el agua se ha infiltrado en la arena, mientras que algo de agua todavía se acumula en la arcilla.

La tasa de infiltración de un suelo es la velocidad a la que el agua puede filtrarse en él. Normalmente se mide por la profundidad (en mm) de la capa de agua que el suelo puede absorber en una hora.

Una tasa de infiltración de 15 mm / hora significa que una capa de agua de 15 mm en la superficie del suelo tardará una hora en infiltrarse (ver fig. 33).

Fig. 33. Suelo con una tasa de infiltración de 15 mm / hora

A continuación se proporciona un rango de valores para las tasas de infiltración:

La tasa de infiltración de un suelo depende de factores que son constantes, como la textura del suelo. También depende de factores que varían, como el contenido de humedad del suelo.

I. Textura de la tierra

Los suelos de textura gruesa tienen principalmente partículas grandes entre las cuales hay poros grandes.

Por otro lado, los suelos de textura fina tienen principalmente partículas pequeñas entre las cuales hay poros pequeños (ver Fig. 34).

Fig. 34. Tasa de infiltración y textura del suelo

En suelos gruesos, el agua de lluvia o de riego entra y se mueve más fácilmente hacia los poros más grandes; el agua tarda menos en infiltrarse en el suelo. En otras palabras, la tasa de infiltración es más alta para suelos de textura gruesa que para suelos de textura fina.

ii. El contenido de humedad del suelo

El agua se infiltra más rápido (mayor tasa de infiltración) cuando el suelo está seco que cuando está húmedo (ver Fig. 35). Como consecuencia, cuando se aplica agua de riego a un campo, el agua al principio se infiltra fácilmente, pero a medida que el suelo se humedece, la tasa de infiltración disminuye.

Fig. 35. Tasa de infiltración y contenido de humedad del suelo

iii. La estructura del suelo

En términos generales, el agua se infiltra rápidamente (alta tasa de infiltración) en suelos granulares, pero muy lentamente (baja tasa de infiltración) en suelos masivos y compactos.

Debido a que el agricultor puede influir en la estructura del suelo (mediante prácticas culturales), también puede cambiar la tasa de infiltración de su suelo.

El contenido de humedad del suelo indica la cantidad de agua presente en el suelo.

Se expresa comúnmente como la cantidad de agua (en mm de profundidad del agua) presente en una profundidad de un metro de suelo. Por ejemplo: cuando hay una cantidad de agua (en mm de profundidad del agua) de 150 mm en una profundidad de un metro de suelo, el contenido de humedad del suelo es de 150 mm / m (ver Fig. 36).

Fig. 36. Un contenido de humedad del suelo de 150 mm / m

El contenido de humedad del suelo también se puede expresar en porcentaje del volumen. En el ejemplo anterior, 1 m 3 de suelo (p. Ej., Con una profundidad de 1 my una superficie de 1 m 2) contiene 0,150 m 3 de agua (p. Ej., Con una profundidad de 150 mm = 0,150 my una superficie de 1 m 2). Esto da como resultado un contenido de humedad del suelo en porcentaje en volumen de:

Por tanto, un contenido de humedad de 100 mm / m corresponde a un contenido de humedad del 10 por ciento en volumen.

Nota: La cantidad de agua almacenada en el suelo no es constante con el tiempo, pero puede variar.

Durante una ducha de lluvia o una aplicación de riego, los poros del suelo se llenarán de agua. Si todos los poros del suelo están llenos de agua, se dice que el suelo está saturado. No queda aire en el suelo (ver Fig. 37a). Es fácil determinar en el campo si un suelo está saturado. Si se aprieta un puñado de tierra saturada, un poco de agua (fangosa) correrá entre los dedos.

Las plantas necesitan aire y agua en el suelo. En la saturación, no hay aire y la planta sufrirá. Muchos cultivos no pueden soportar condiciones de suelo saturado por un período de más de 2-5 días. El arroz es una de las excepciones a esta regla. El período de saturación de la capa superficial del suelo no suele durar mucho. Después de que la lluvia o el riego se hayan detenido, parte del agua presente en los poros más grandes se moverá hacia abajo. Este proceso se llama drenaje o percolación.

El agua drenada de los poros es reemplazada por aire. En suelos de textura gruesa (arenosos), el drenaje se completa en unas pocas horas. En suelos de textura fina (arcillosos), el drenaje puede tardar algunos (2-3) días.

Una vez que se ha detenido el drenaje, los poros grandes del suelo se llenan tanto de aire como de agua, mientras que los poros más pequeños todavía están llenos de agua. En esta etapa, se dice que el suelo está a capacidad de campo. A capacidad de campo, el contenido de agua y aire del suelo se considera ideal para el crecimiento de los cultivos (ver Fig. 37b).

Poco a poco, el agua almacenada en el suelo es absorbida por las raíces de las plantas o se evapora de la capa superficial del suelo a la atmósfera. Si no se suministra agua adicional al suelo, se seca gradualmente.

Cuanto más seco se vuelve el suelo, más firmemente se retiene el agua restante y más difícil es para las raíces de las plantas extraerla. En una determinada etapa, la captación de agua no es suficiente para satisfacer las necesidades de la planta. La planta pierde frescura y se marchita, las hojas cambian de color de verde a amarillo. Finalmente la planta muere.

El contenido de agua del suelo en la etapa en que muere la planta se denomina punto de marchitez permanente. El suelo todavía contiene algo de agua, pero es demasiado difícil para las raíces succionarlo del suelo (ver Fig. 37c).

Fig. 37. Algunas características de la humedad del suelo

El suelo se puede comparar con un depósito de agua para las plantas. Cuando el suelo está saturado, el depósito está lleno. Sin embargo, algo de agua se drena rápidamente por debajo de la zona de raíces antes de que la planta pueda usarla (ver Fig. 38a).

Cuando esta agua se ha drenado, el suelo está a capacidad de campo. Las raíces de las plantas extraen agua de lo que queda en el depósito (ver Fig. 38b).

Figura 38b. Capacidad de campo

Cuando el suelo alcanza un punto de marchitez permanente, el agua restante ya no está disponible para la planta (ver Fig. 38c).

Figura 38c. Punto de marchitez permanente

La cantidad de agua realmente disponible para la planta es la cantidad de agua almacenada en el suelo a capacidad de campo menos el agua que permanecerá en el suelo en el punto de marchitez permanente. Esto se ilustra en la Fig.39.

Fig. 39. La humedad del suelo disponible o el contenido de agua.

Contenido de agua disponible = contenido de agua a capacidad de campo - contenido de agua en el punto de marchitez permanente. (13)

El contenido de agua disponible depende en gran medida de la textura y estructura del suelo. En la siguiente tabla se da un rango de valores para diferentes tipos de suelo.

Contenido de agua disponible en mm de profundidad de agua por m de profundidad del suelo (mm / m)

La capacidad de campo, el punto de marchitez permanente (PWP) y el contenido de agua disponible se denominan características de humedad del suelo. Son constantes para un suelo dado, pero varían mucho de un tipo de suelo a otro.

Parte del agua aplicada a la superficie del suelo se drena debajo de la zona de raíces y alimenta las capas más profundas del suelo que están permanentemente saturadas en la parte superior de la capa saturada y se denomina nivel freático o, a veces, simplemente nivel freático (ver Fig.40).

Fig. 40. El nivel freático

La profundidad del nivel freático varía mucho de un lugar a otro, principalmente debido a los cambios en la topografía del área (ver Fig. 41).

Fig. 41. Variaciones en profundidad del nivel freático

En un lugar o campo en particular, la profundidad del nivel freático puede variar con el tiempo.

Después de fuertes lluvias o irrigación, el nivel freático aumenta. Incluso puede llegar y saturar la zona de raíces. Si se prolonga, esta situación puede ser desastrosa para los cultivos que no pueden resistir los "pies mojados" durante un período prolongado. Cuando la capa freática aparece en la superficie, se denomina capa freática abierta. Este es el caso de las zonas pantanosas.

El nivel freático también puede ser muy profundo y distante de la zona de raíces, por ejemplo, después de un período seco prolongado. Para mantener la zona radicular húmeda, es necesario regar.

Se puede encontrar una capa de agua subterránea encaramada encima de una capa impermeable bastante cerca de la superficie (20 a 100 cm). Por lo general, cubre un área limitada. La parte superior de la capa de agua encaramada se llama nivel freático encaramado.

La capa impermeable separa la capa de agua subterránea encaramada del nivel freático más profundo (ver Fig. 42).

Fig. 42. Un manto freático encaramado

El suelo con una capa impermeable no muy por debajo de la zona de raíces debe regarse con precaución, porque en el caso de riego excesivo (riego excesivo), el nivel freático encaramado puede aumentar rápidamente.

Hasta ahora, se ha explicado que el agua puede moverse hacia abajo, así como horizontalmente (o lateralmente). Además, el agua puede moverse hacia arriba.

Si se sumerge un trozo de tejido en agua (Fig. 43), el tejido succiona el agua hacia arriba.

El mismo proceso ocurre con una capa freática y el suelo por encima de ella. El suelo puede aspirar el agua subterránea hacia arriba a través de poros muy pequeños que se denominan capilares. Este proceso se llama ascenso capilar.

En suelos de textura fina (arcilla), el movimiento ascendente del agua es lento pero cubre una gran distancia. Por otro lado, en suelos de textura gruesa (arena), el movimiento ascendente del agua es rápido pero cubre solo una corta distancia.

más de 80 cm hasta varios metros

La erosión es el transporte de suelo de un lugar a otro. Los factores climáticos como el viento y la lluvia pueden causar erosión, pero también puede ocurrir bajo riego.

Durante un breve período, el proceso de erosión es casi invisible. Sin embargo, puede ser continuo y toda la capa superior fértil de un campo puede desaparecer en unos pocos años.

La erosión del suelo por el agua depende de:

La erosión suele ser más intensa durante la primera parte del riego, especialmente cuando se riega en pendientes. La tierra seca de la superficie, a veces desprendida por el cultivo, se elimina fácilmente con agua corriente. Después del primer riego, el suelo está húmedo y se asienta, por lo que se reduce la erosión. Las áreas recién irrigadas son más sensibles a la erosión, especialmente en sus primeras etapas.

Hay dos tipos principales de erosión causada por el agua: erosión laminar y erosión de barrancos. A menudo se combinan.

La erosión laminar es la eliminación uniforme de una capa muy delgada o una capa superficial del suelo de un terreno inclinado. Ocurre en grandes áreas de tierra y causa la mayoría de las pérdidas de suelo (ver Fig. 44).

Los signos de erosión laminar son:

- solo una capa delgada de tierra vegetal o el subsuelo está parcialmente expuesta a veces incluso la roca madre está expuesta

- cantidades bastante grandes de arena gruesa, grava y guijarros en la capa cultivable, se ha eliminado el material más fino

- exposición de las raíces

- depósito de material erosionado al pie de la pendiente.

La erosión de barrancos se define como la remoción de suelo por un flujo de agua concentrada, lo suficientemente grande como para formar canales o barrancos.

Estos barrancos transportan agua durante las lluvias intensas o el riego y gradualmente se ensanchan y profundizan (ver Fig. 45).


SWS EN LÍNEA

El Departamento de Ciencias del Suelo y el Agua ofrece programas de certificación a nivel de posgrado en:

  • Biodegradación y biorremediación
  • Agroecología global
  • Servicios del ecosistema del suelo
  • Suelo, agua y salud pública
  • Agroecosistemas sostenibles
  • Gestión sostenible de los recursos y los nutrientes de la tierra
  • Gestión de humedales y recursos hídricos

Los programas se pueden completar completamente en línea y también están disponibles para los estudiantes en el campus. El modo de entrega de aprendizaje a distancia permite a los estudiantes en ubicaciones remotas completar las asignaciones del curso y comunicarse con el profesorado y otros estudiantes en cualquier lugar y en su propio tiempo. El programa mantiene los altos estándares académicos de la Universidad de Florida.

Los programas de certificación están diseñados para científicos, agentes de extensión, consultores y otros para el desarrollo profesional y la educación continua. Las personas que trabajan o están interesadas en aprender más sobre la gestión de los recursos hídricos y del suelo pueden certificarse en un conjunto de conocimientos en estas especializaciones sin obtener un título de posgrado formalmente si así lo desean. Estos programas de certificación no deben confundirse con los programas de certificación. Los certificados son otorgados por la Universidad de Florida y también designados en el expediente académico UF del estudiante.

Acerca de los programas

Cada certificado incluye un total de 12 horas semestrales de cursos básicos obligatorios y cursos electivos. Además de los requisitos del curso para el programa de certificado de posgrado, el estudiante debe aprobar un examen de competencia que se basa en los cursos básicos completados (y no afecta el GPA).

Vea los detalles individuales del Programa de Certificación y sus requisitos básicos y optativos, incluidos los planes de estudio y las descripciones del curso, a continuación. Tenga en cuenta que las ofertas de cursos en semestres específicos pueden estar sujetas a cambios.

Requisitos del curso del programa de certificación

Los cursos incluidos en este programa de certificación tienen como objetivo proporcionar al estudiante una sólida formación en ciencias del suelo, una comprensión fundamental de los procesos básicos que controlan el destino de los contaminantes en los suelos y la base teórica para la remediación de tierras contaminadas.

Cursos básicos obligatorios

SWS 5050 Suelos para profesionales ambientales, 3 créditos, ofrecidos en otoño y primavera

SWS 6262 Contaminación y remediación del suelo, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 6366 Biodegradación y biorremediación, 3 créditos, ofrecido en la primavera

Cursos electivos (elija uno)

SWS 5305C Ecología microbiana del suelo, 3 créditos, ofrecido en el otoño

SWS 5605C Física ambiental del suelo, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

Solicite: Certificado de biodegradación y biorremediación

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de Biodegradación y Biorremediación, comuníquese con el Dr. Andrew Ogram ([email protected], 352-294-3138).

Este certificado fue desarrollado para proporcionar a los estudiantes una base básica en principios agroecológicos junto con una experiencia práctica única en una institución internacional asociada. De hecho, sentimos que era fundamental desarrollar una oportunidad para que los estudiantes experimentaran la gama de diversos sistemas de cultivo en todo el mundo, crear redes y construir una base sólida en la agroecología global. Los estudiantes deben realizar una pasantía de investigación en una de nuestras instituciones asociadas. Allí estarán bajo la supervisión de un investigador y participarán en la investigación en curso en el momento de su visita. No se espera que los estudiantes realicen su propia investigación. Los estudiantes también pueden optar por tomar un curso de esta institución asociada durante su visita.

Cursos básicos obligatorios

ALS 5155 Global Agroecosystems, 3 créditos, ofrecido en el otoño

ALS 5905 International Research Immersion, 3 créditos, ofrecido en otoño / primavera / verano
Cada estudiante debe pasar algún tiempo en el extranjero en una de nuestras instituciones asociadas, tiempo durante el cual se espera que los estudiantes participen en la investigación en curso en la institución de acogida con mentores docentes residentes. Durante este tiempo, el estudiante puede inscribirse en clases de educación a distancia que ofrece el programa y / o asistir a clases locales ofrecidas por la institución internacional (a su cargo). Después de esta experiencia, el estudiante presenta un seminario a su asesor de la UF describiendo su participación en la investigación en la institución asociada.

Cursos electivos (elija uno)

AGR 5511 Ecología de cultivos, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

AGR 6422C Environmental Crop Nutrition, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

AGR 5444 Ecofisiología de la producción de cultivos, 3 créditos, ofrecidos en la primavera

AGR 5230C Ecosistemas de pastizales de Florida, 4 créditos, ofrecidos en la primavera

PLS 5632C Integrated Weed Management, 3 créditos, ofrecido en el otoño

SWS 5208 Agricultura sostenible y gestión de tierras urbanas, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 5246 Sostenibilidad del agua, 3 créditos, ofrecido en la primavera

SWS 5050 Suelos para profesionales ambientales, 3 créditos, ofrecidos en otoño y primavera

IPM 5305 Principios de plaguicidas, 3 créditos, ofrecido en la primavera

Solicite: Certificado global de agroecología

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de Agroecología Global, comuníquese con el Dr. James Estrada, [email protected]

Las funciones que desempeñan los ecosistemas que garantizan los ciclos naturales (por ejemplo, agua, carbono, oxígeno y nitrógeno), los procesos y los flujos de energía continúan proporcionando un entorno que sustenta la vida, incluida la vida humana. Aprenda sobre la valoración de los servicios proporcionados por los suelos y ecosistemas desde la escala local hasta la global y la gestión sostenible de los recursos de la tierra. Este programa de certificado integra la evaluación de propiedades biogeoquímicas en suelos y paisajes complejos, así como valores socioeconómicos y culturales.

Cursos básicos obligatorios (elija dos: seis créditos)

SWS 5050 Soils for Environmental Professionals, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada otoño y primavera

SWS 5224 Biogeoquímica ambiental, 3 créditos, calificados con letras, se ofrece primavera de años impares

SWS 5234 Uso ambiental del suelo, el agua y la tierra, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada otoño

Cursos electivos (elija dos - seis créditos)

AGG 6503 Nanotecnología en la alimentación, la agricultura y el medio ambiente, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada primavera

SWS 5305C Ecología microbiana del suelo, 3 créditos, calificados con letras, se ofrece cada otoño

SWS 5551 Suelos, agua y salud pública, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada primavera

SWS 5721C GIS en Gestión de recursos de la tierra, 3 créditos, calificados con letras, se ofrece cada otoño

SWS 6134 Calidad del suelo, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos en el otoño de los años pares

SWS 6262 Contaminación y remediación de suelos, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada otoño

SWS 6932 Servicios de ecosistemas forestales y de suelos, 3 créditos, calificados con letras, ofrecidos cada otoño

Solicite: Certificado de servicios del ecosistema del suelo

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de servicios de ecosistemas de suelos, comuníquese con el Dr. Zhenli He ([email protected], 561-468-3922 x109).

La calidad del suelo y el agua está fundamentalmente relacionada con la salud tanto de los ecosistemas como de las poblaciones humanas. Conozca las diversas formas en que interactúan el suelo, el agua y la salud pública, y cómo esas interacciones se pueden predecir, cuantificar y controlar.

Cursos básicos obligatorios

PHC 6313 Conceptos de salud ambiental en salud pública, 3 créditos, ofrecidos en el otoño en el campus, cada primavera e incluso cada año de verano C-Semester en línea

SWS 5308 Ecología de patógenos transmitidos por el agua, 3 créditos, ofrecidos en la primavera en el campus y en línea

SWS 5551 Suelos, agua y salud pública, 3 créditos, ofrecidos en la primavera en el campus y en línea

Cursos electivos (elija uno)

PHC 6052 Introducción a los métodos bioestadísticos, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 6262 Contaminación y remediación del suelo, 3 créditos, ofrecidos en el otoño en el campus y en línea

SWS 6366 Biodegradación y biorremediación, 3 créditos, ofrecidos en la primavera en el campus y en línea

SWS 6992 Toxicología acuática, 3 créditos, ofrecidos en la primavera en el campus y en línea

Solicite: Certificado de suelo, agua y salud pública

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de posgrado en Suelo, Agua y Salud Pública, comuníquese con el Dr. Andrew Ogram ([email protected], 352-294-3138).

Los cursos incluidos en este programa de certificación, que se ofrecen en colaboración con el Departamento de Agronomía, tienen como objetivo brindar al estudiante una formación diversa e interdisciplinaria que enfatiza la sostenibilidad, la gestión de recursos, la valoración de los servicios del ecosistema, la productividad del sistema y la rentabilidad. Consulte el sitio web de Agroecología en la UF para obtener más información.

Cursos básicos obligatorios

ALS 5155 Global Agroecosystems, 3 créditos, ofrecido en el otoño

AGR 5444 Ecofisiología de la producción de cultivos, 3 créditos, ofrecidos en la primavera

SWS 5050 Suelos para profesionales ambientales, 3 créditos, ofrecidos en otoño y primavera

Cursos electivos (elija uno)

AGR 5511 Ecología de cultivos, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

AGR 6422C Environmental Crop Nutrition, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

PLS 5632C Integrated Weed Management, 3 créditos, ofrecido en el otoño

SWS 5208 Gestión sostenible de tierras agrícolas y urbanas, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 5246 Sostenibilidad de los recursos hídricos, 3 créditos, ofrecidos en la primavera de los años impares

Solicite: Certificado de Agroecosistemas Sostenibles

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de Agroecosistemas Sostenibles, comuníquese con Romain Gloaguen ([email protected], 352-294-1591).

Los suelos desempeñan diversas funciones que incluyen (i) producción de alimentos y biomasa, (ii) interacción ambiental (almacenamiento, filtrado y transformación de nutrientes y contaminantes), (iii) servir como hábitat biológico y más. Para gestionar esta zona crítica, minimizando los impactos adversos sobre el medio ambiente y optimizando la producción y los servicios se requiere conocimiento de la gestión sostenible de los recursos de la tierra y los nutrientes.

Cursos básicos obligatorios

SWS 5050 Suelos para profesionales ambientales, 3 créditos, ofrecidos en otoño y primavera

SWS 5234 Uso ambiental del suelo, el agua y la tierra, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

Cursos electivos (elija dos)

SWS 5115 Gestión ambiental de nutrientes, 3 créditos, ofrecidos en el otoño de los años pares

SWS 5208 Gestión sostenible de tierras agrícolas y urbanas, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 5551 Suelos, agua y salud pública, 3 créditos, ofrecidos en la primavera

SWS 5605C Física ambiental del suelo, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

SWS 5716C Pedología ambiental, 4 créditos, ofrecidos en la primavera

SWS 6134 Soil Quality, 3 créditos, ofrecidos en el otoño de los años pares

Solicite: Certificado de gestión sostenible de los recursos de la tierra y los nutrientes

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de Manejo Sostenible de Recursos y Nutrientes de la Tierra, comuníquese con el Dr. Allan Bacon ([email protected], 352-294-3119).

El agua es fundamental para sustentar la vida, la producción agrícola y la preservación de ecosistemas naturales como los humedales. Comprender el ciclo hidrológico, las interacciones suelo-agua y cómo las actividades antropogénicas influyen en el equilibrio y la calidad del agua es esencial para la gestión sostenible de los recursos hídricos. El manejo de humedales generalmente involucra actividades que pueden llevarse a cabo dentro y alrededor de los humedales, tanto naturales como artificiales (construidos), para proteger, restaurar, manipular o proveer para sus funciones y valores. Para reducir las pérdidas de humedales, mejorar y preservar la calidad del suelo y el agua de los humedales se requieren conocimientos sobre biogeoquímica de humedales. La evaluación de indicadores ecológicos es fundamental para optimizar la gestión de los ecosistemas de humedales.

Cursos básicos obligatorios

SWS 5050 Suelos para profesionales ambientales, 3 créditos, ofrecidos en otoño y primavera

SWS 5248 Humedales y calidad del agua, 3 créditos, ofrecidos en el otoño

Cursos electivos (elija dos a tres, se requieren 6 créditos)

SWS 5247 Hydric Soils, 2 créditos, ofrecido como un curso híbrido en la primavera

SWS 5716C Pedología ambiental, 4 créditos, ofrecidos en la primavera

SWS 6134 Soil Quality, 3 créditos, ofrecidos en el otoño de los años pares

SWS 6448 Biogeoquímica de humedales y sistemas acuáticos, 3 créditos, ofrecido en el otoño

SWS 6932 Seminarios sobre humedales y cuencas hidrográficas, 1 crédito, ofrecidos en otoño y primavera

Solicite: Certificado de gestión de humedales y recursos hídricos

Contacto:

Si tiene preguntas sobre el programa de certificación de Manejo de Humedales y Recursos Hídricos, comuníquese con el Dr. Mark Clark ([email protected], 352-294-3115).

Elegibilidad

Los solicitantes deben haber obtenido una licenciatura. Los estudiantes que deseen inscribirse en uno de estos programas de certificado de posgrado deben tener una licenciatura de un colegio o universidad acreditada con especialización en ciencias del suelo y el agua o un título equivalente en un campo relacionado como geología, recursos naturales, biología, ecología, hidrología. , microbiología, ciencias ambientales, ciencias hortícolas, ingeniería ambiental, ingeniería agrícola o agronomía. Si su licenciatura no es en ciencias del suelo y el agua o no tiene un título equivalente en un campo relacionado, generalmente tendrá que completar los cursos de prerrequisito en una institución local antes de solicitar la admisión al programa de certificado de posgrado. No es necesario ser admitido en la escuela de posgrado para obtener un certificado, pero los estudiantes que luego se inscriban en un programa de posgrado pueden solicitar transferir hasta 15 horas de crédito de nivel de posgrado UF (grado B o mejor) a su programa de posgrado. Para calificar para un certificado, los estudiantes deben tener un GPA general de 3.0 o mejor para todo el programa. Se aceptará una calificación de C en un solo curso, siempre que se mantenga el promedio general de 3.0. No se aceptará ninguna calificación inferior a C.

Matrícula y tarifas de amplificación: otoño de 2020 - verano de 2021

$ 542.57 por hora de crédito para cursos con certificado de posgrado (nivel de curso 5000 - 9999). Vea el desglose de la matrícula y las tarifas del certificado de graduación de educación a distancia de otoño de 2020 a verano de 2021. Tenga en cuenta que la matrícula y las tarifas están sujetas a un aumento y se revisan a fines de junio / principios de julio para el próximo año académico.

Inscripción

Nota IMPORTANTE: La inscripción está restringida a un programa de certificado de posgrado que se ofrece en el Departamento de Ciencias del Suelo y el Agua. No se aprobarán las solicitudes de inscripción en más de un programa de certificado de posgrado ofrecido en el Departamento de Ciencias del Agua y del Suelo.

Aplicar al menos 1 mes antes de que comience el semestre. El semestre de otoño de 2021 comienza el 23 de agosto y el semestre de primavera de 2022 comienza el 5 de enero.

Envíe la solicitud en línea y pague la tarifa de solicitud de $ 30 para el programa de certificado de posgrado en el que está interesado en unirse, al menos un mes antes del comienzo del semestre. En el proceso de solicitud de certificado, la Oficina de Admisiones debe completar la siguiente revisión antes de que su solicitud sea remitida a su departamento:

  • Determinación de un historial de conducta satisfactorio
  • Pago de la tarifa de solicitud de $ 30
  • Validación de expedientes académicos y títulos
  • Verificación de la clasificación de residencia

Debe enviar un expediente académico oficial a la Oficina de Admisiones de la UF lo antes posible después de presentar la solicitud:

Oficina de Admisiones de la UF
201 Criser Hall
CORREOS. Caja 114000
Gainesville, FL 32611-4000

Requisitos previos y requisitos informáticos

Antes de inscribirse en cualquier curso, el estudiante debe asegurarse de que se hayan cumplido los requisitos previos para el curso, si los hubiera, o debe obtener la aprobación del instructor del curso para renunciar al requisito. Los estudiantes deben tener una computadora con acceso a Internet y una cuenta de UF Gatorlink. Las conexiones de alta velocidad a Internet son un requisito previo.


La Semana de la Administración del Agua y el Suelo es del 29 de abril al 6 de mayo

St. Paul, Minnesota: En la Tierra de los 10,000 lagos, los habitantes de Minnesota tienen un gran amor por sus lagos, ríos, arroyos y la naturaleza. Durante más de 70 años, los Distritos de Conservación de Suelo y Agua de Minnesota (SWCD) han trabajado arduamente para proteger los recursos críticos de suelo y agua de nuestro estado al trabajar con los propietarios de tierras en programas y prácticas que apoyan la conservación, tierras de trabajo saludables y agua limpia. La Junta de Recursos de Agua y Suelo de Minnesota (BWSR) honra y celebra ese trabajo como parte de la Semana de la Administración del Agua y el Suelo, del 29 de abril al 6 de mayo de 2018.

“Como habitantes de Minnesota, todos tenemos un papel que desempeñar en la protección de la calidad de nuestro suelo y nuestra agua. La protección de estos grandes recursos requiere acción individual y asociaciones desde el nivel local hasta el federal. Los SWCD tienen una fuerte conexión y comprensión de las oportunidades y desafíos de recursos únicos en sus áreas ". Dijo el director ejecutivo de BWSR, John Jaschke. "Pueden conectarse con los propietarios de tierras y son invaluables para ayudar a Minnesota a cumplir sus objetivos de recursos naturales".

En Minnesota, hay 89 distritos de conservación de suelo y agua que funcionan tanto en entornos urbanos como rurales.

“Los Distritos de Conservación de Suelo y Agua son dirigidos localmente y el personal que dirige cada distrito está bien informado sobre los problemas de recursos dentro de sus comunidades”, dijo LeAnn Buck, Directora Ejecutiva de la Asociación de Distritos de Conservación de Suelo y Agua de Minnesota. "Se enfocan en brindar servicios de conservación del suelo y el agua a propietarios privados, lo cual es esencial porque el setenta y ocho por ciento de las tierras de Minnesota son privadas".

Esta es la 63ª semana anual de administración del suelo y el agua, organizada por la Asociación Nacional de Distritos de Conservación (NACD) para promover la conservación de recursos en todo el país. NACD confía en cada distrito de conservación para fomentar la administración a través de programas educativos, días de campo y talleres. Cada año, más de 3.000 distritos de conservación participan en el evento, lo que convierte a la Stewardship Week en uno de los programas nacionales de conservación más grandes del mundo.

Este año el tema es “Cuencas hidrográficas: nuestra agua, nuestro hogar” y destacará la importancia de cuidar uno de los recursos más críticos del mundo, el agua. El gobernador Mark Dayton ha hecho de la protección de la calidad del agua de Minnesota una de las principales prioridades de su administración.

BWSR es la agencia estatal de conservación del suelo y el agua, y administra programas que evitan que los sedimentos y los nutrientes entren en nuestros lagos, ríos y arroyos mejoran el hábitat de los peces y la vida silvestre y protegen los humedales. La junta de 20 miembros está formada por representantes de ciudadanos y agencias gubernamentales locales y estatales. La misión de BWSR es mejorar y proteger los recursos de agua y suelo de Minnesota trabajando en asociación con organizaciones locales y propietarios privados.


Calidad del suelo y el agua: una agenda para la agricultura (1993)

1Calidad del suelo y del agua: nuevos problemas, nuevas soluciones

Sesde 1970, los responsables de la formulación de políticas agrícolas se han enfrentado a un nuevo y molesto conjunto de problemas. Los problemas de calidad del agua resultantes de la presencia de nutrientes, pesticidas, sales y oligoelementos se han sumado a una preocupación histórica por la erosión y sedimentación del suelo. Los problemas económicos de la década de 1980 intensificaron la preocupación por la pérdida de granjas familiares y los problemas de desarrollo rural. Mantener la capacidad de la agricultura estadounidense para competir en los mercados internacionales se convirtió en un principio central de la política agrícola, y la agricultura se convirtió en un tema central en las negociaciones comerciales internacionales (por ejemplo, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio). Al mismo tiempo, se estaban produciendo cambios estructurales profundos en el sector agrícola y las nuevas tecnologías estaban cambiando la faz de la producción agrícola. La búsqueda de soluciones a estos problemas diferentes pero relacionados ha dominado el debate sobre la política agrícola.

PROBLEMAS DE CALIDAD DEL SUELO Y DEL AGUA

Los problemas de calidad del suelo y del agua causados ​​por las prácticas de producción agrícola están recibiendo una mayor atención nacional y ahora la sociedad los percibe como problemas ambientales comparables a otros problemas ambientales nacionales, como la calidad del aire y la liberación de contaminantes tóxicos de fuentes industriales.

La degradación severa del suelo por erosión, compactación o salinización puede destruir la capacidad productiva del suelo y exacerbar la contaminación del agua por sedimentos y productos químicos agrícolas. Sedimentos de tierras de cultivo erosionadas

interferir con el uso de cuerpos de agua para el transporte amenazar las inversiones realizadas en presas, esclusas, embalses y otros desarrollos y degradar los ecosistemas acuáticos. Los nutrientes aceleran la tasa de eutrofización de lagos, arroyos y estuarios, y el nitrógeno en forma de nitratos puede causar problemas de salud si los humanos lo ingieren en el agua potable. Los pesticidas en el agua potable pueden convertirse en un problema de salud humana y se ha sugerido que alteran los ecosistemas acuáticos. Las sales pueden ser tóxicas en niveles suficientemente altos y pueden reducir seriamente los usos que se le pueden dar al agua. En algunas áreas, los oligoelementos tóxicos en el agua de drenaje del riego han causado graves daños a los peces, la vida silvestre y los ecosistemas acuáticos.

Calidad del suelo

La renovada preocupación por la erosión del suelo llevó a importantes iniciativas nuevas en la Ley de Seguridad Alimentaria de 1985 (PL 99-198, también conocida como el proyecto de ley agrícola de 1985) (Tabla 1-1). Por primera vez, para ser elegibles para los beneficios del programa agrícola, los productores agrícolas debían implementar un plan de conservación del suelo para sus tierras de cultivo altamente erosionables. Se requería un plan de conservación para las tierras altamente erosionables convertidas en tierras de cultivo, y el Congreso también estableció el Programa de Reserva de Conservación para pagar a los productores para que quiten de la producción las tierras altamente erosionables.

La erosión de capas y riachuelos sigue siendo un problema importante, que causa la degradación del suelo en aproximadamente el 25 por ciento de las tierras de cultivo de EE. UU. (Figura 1-1). Otras formas de erosión, como la erosión por el viento, los barrancos y los barrancos efímeros, también son importantes y, si se cuantifican, ampliarían el área de tierras de cultivo notificada en la que la erosión causa la degradación del suelo. Conservation Compliance y Sodbuster, que son disposiciones de la Ley de Seguridad Alimentaria de 1985, deberían resultar en reducciones sustanciales en la erosión causada tanto por el viento como por el agua. Si estas disposiciones se implementan por completo y si las prácticas de conservación permanecen en su lugar, Estados Unidos habrá dado un gran paso hacia la solución de un problema de erosión del suelo que ha plagado la agricultura estadounidense desde que comenzaron los asentamientos de los europeos.

Sin embargo, a pesar de que se están dando grandes pasos hacia el control de la erosión, están surgiendo nuevas preocupaciones sobre los recursos del suelo. La compactación se observa cada vez más como un factor que degrada los suelos y reduce el rendimiento de los cultivos, pero no se dispone de datos completos sobre el alcance o la gravedad de la compactación. La salinización de los suelos, particularmente en la parte occidental de los Estados Unidos, está causando daños graves y, a menudo, irreversibles donde ocurre (Tabla 1-2 y Figura 1-2).

Los investigadores también están preocupados por formas más sutiles de degradación del suelo, como la disminución de los niveles de materia orgánica en el suelo y

TABLA 1-1 Programas de calidad del suelo y del agua del Departamento de Agricultura de EE. UU. Y la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.

Programas del Departamento de Agricultura de EE. UU.

Programa de reserva de conservación

Proporciona pagos de alquiler anuales a los propietarios y operadores de tierras que voluntariamente retiran tierras altamente erosionables y otras tierras ambientalmente críticas de la producción de cultivos durante 10 años.

Programa de cumplimiento de la conservación

Requiere que los productores que producen productos agrícolas en tierras de cultivo altamente erosionables implementen planes de control de erosión aprobados antes del 1 de enero de 1995, o perderán la elegibilidad para los beneficios del programa agrícola del USDA.

Requiere que los productores que conviertan tierras altamente erosionables en tierras de cultivo para la producción de productos agrícolas lo hagan bajo un plan de control de erosión aprobado o perderán la elegibilidad para los beneficios del programa agrícola del USDA.

Prohíbe a los productores que convierten los humedales en productos agrícolas de la elegibilidad para los beneficios del programa agrícola del USDA, a menos que el USDA determine que la conversión tendría solo un efecto mínimo en la hidrología y biología de los humedales.

Programa de conservación agrícola

Brinda asistencia financiera a los agricultores para implementar prácticas aprobadas para la conservación del suelo y el agua y la reducción de la contaminación.

Asistencia técnica para la conservación

Proporciona asistencia técnica por parte del Servicio de Conservación de Suelos a través de los Distritos de Conservación del condado a los productores para planificar e implementar prácticas de mejoramiento de la calidad del agua y la conservación del suelo y el agua.

Programa de conservación de las Grandes Llanuras

Brinda asistencia técnica y financiera en los estados de las Grandes Llanuras a los productores que implementan un tratamiento de conservación total de toda la operación de su finca o rancho.

Brinda asistencia técnica y financiera a organizaciones locales para la prevención de inundaciones, protección de cuencas hidrográficas o manejo del agua.

Programa de conservación y desarrollo de recursos

Ayuda a áreas de varios condados a mejorar la conservación y la calidad del agua, el hábitat y la recreación de la vida silvestre y el desarrollo rural.

Programa Rural de Agua Limpia

Un programa experimental que finaliza en 1995 que brinda asistencia técnica y de costos compartidos a los productores que implementan voluntariamente las mejores prácticas de manejo para mejorar la calidad del agua.

Proporciona información y recomendaciones sobre prácticas de calidad del suelo y el agua a propietarios y operadores, en cooperación con el Servicio de Conservación de Suelos y los Distritos de Conservación del condado.

Proporciona pagos de alquiler anuales para la conservación de humedales en áreas importantes de anidación, reproducción o alimentación de aves acuáticas migratorias.

Programas de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.

Programa de control de contaminación de fuentes difusas

Requiere que los estados y territorios presenten informes de evaluación ante la EPA que identifiquen las aguas navegables donde los estándares de calidad del agua no se pueden alcanzar o mantener sin reducir la contaminación de fuentes difusas. Los estados también deben presentar planes de gestión a la EPA para identificar los pasos que se tomarán para reducir la contaminación de fuentes difusas en aquellas aguas identificadas en los informes de evaluación estatales. Las subvenciones están disponibles para los estados con planes de gestión aprobados para ayudar a implementar programas de control de la contaminación de fuentes difusas.

Proporciona la identificación de estuarios de importancia nacional amenazados por la contaminación, la preparación de planes de conservación y manejo, y subvenciones federales para preparar los planes.

Requiere que los estados presenten informes de evaluación sobre el estado y las tendencias de la calidad del agua del lago, incluida la naturaleza y el alcance de la carga de contaminación de fuentes puntuales y difusas, y los métodos de control de la contaminación para restaurar la calidad del agua del lago. Se proporciona asistencia financiera a los estados para preparar informes de evaluación e implementar mejoras en las cuencas hidrográficas y actividades de restauración de lagos.

Programas regionales de calidad del agua

Proporciona cooperación entre la EPA y otras agencias federales para reducir la contaminación de fuentes difusas en áreas regionales específicas como el Programa de la Bahía de Chesapeake, el Programa de Control de Salinidad del Río Colorado, el Programa del Golfo de México y el Programa 201 de Tierras y Aguas en la región del Valle de Tennessee. .

Programa de protección de cabeza de pozo

Requiere que cada estado prepare y presente a la EPA un plan para proteger de la contaminación, incluso de fuentes agrícolas, las áreas de recarga de agua (áreas donde el agua que se filtra debajo de la superficie de la tierra reabastece los suministros de agua subterránea extraídos de los pozos) de los pozos que abastecen de agua potable pública.

Requiere la implementación de medidas de gestión exigibles para proteger las zonas costeras de la contaminación de fuentes difusas.

FUENTE: Adaptado del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de EE. UU. 1989. Conservación y calidad del agua. Páginas. 21-35 en Recursos agrícolas: tierras de cultivo, agua y situación y perspectivas de conservación. Informe No. AR-16. Washington, D.C .: EE. UU.Departamento de Agricultura.

FIGURA 1-1 Porcentaje de tierra erosionada por la erosión laminar y por riachuelos a un nivel superior al nivel de tolerancia a la pérdida de suelo. La tierra menor incluye granjas, minas a cielo abierto, canteras, pozos de grava, pozos de préstamo, nieve y hielo permanentes, pequeñas áreas construidas y todos los demás usos de la tierra que no encajan en ninguna otra categoría. Fuente: Derivado del Servicio de Conservación de Suelos del Departamento de Agricultura de EE. UU. 1989. Informe resumido: Inventario de recursos nacionales de 1987. Boletín estadístico No. 790. Washington, D.C .: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

la consiguiente degradación de la estructura del suelo, la capacidad de retención de agua y de nutrientes del suelo y la actividad biológica (Larson y Pierce, 1991). El efecto de la degradación del suelo sobre las emisiones de dióxido de carbono también está recibiendo mayor atención (Lal y Pierce, 1991).

Calidad del agua

Incluso mientras se debatía la Ley de Seguridad Alimentaria de 1985, los formuladores de políticas comenzaron a reconocer que la intensificación de la producción agrícola que ganó velocidad en la década de 1970 estaba dando lugar a una nueva serie de problemas ambientales. Clark y sus colegas (1985), por ejemplo, informaron que los sedimentos en las vías fluviales de los EE. UU. Causaban daños por valor de 2.200 millones de dólares cada año.

TABLA 1-2 Suelos de tierras de cultivo y pastizales afectados por condiciones salinas o sódicas

Total de tierras de cultivo o pastizales

NOTA: "Otro" se refiere a Hawái y la región del Caribe.

FUENTE: Adaptado del Servicio de Conservación de Suelos del Departamento de Agricultura de EE. UU. 1989. La segunda evaluación de la RCA: suelo, agua y recursos relacionados en tierras no federales en los Estados Unidos. Washington, D.C .: Departamento de Agricultura de EE. UU.

Cada vez se reportaron más nitratos, pesticidas, sales y oligoelementos en los lagos, ríos y cuerpos de agua subterránea del país.

Estas nuevas preocupaciones por los efectos ambientales más amplios de la producción agrícola llevaron a una mayor atención a la agricultura como una fuente de problemas de contaminación de fuentes difusas en las enmiendas de 1987 a la Ley Federal de Control de la Contaminación del Agua (PL 100-4) y las Enmiendas de Reautorización de la Ley de Zonas Costeras de 1990 (PL 101-508), así como a nuevas iniciativas en la Ley de Alimentos, Agricultura, Conservación y Comercio de 1990 (PL 101-624 también conocida como el proyecto de ley agrícola de 1990) (Tablas 1-1 y 1-3).

Calidad del agua superficial

La producción agrícola ha sido identificada como una fuente importante de contaminación de fuentes difusas en los lagos y ríos de EE. UU. Que no cumplen con los objetivos de calidad del agua (Figura 1-3). Los nutrientes (nitrógeno y fósforo) y sedimentos, los principales contaminantes estrechamente asociados con la producción agrícola, afectan la calidad del agua superficial en los Estados Unidos (Figura 1-3) y las cargas de estos contaminantes han aumentado en las cuencas hidrográficas agrícolas (RA Smith et al., 1987) . También se han informado plaguicidas en aguas superficiales, a menudo en altas concentraciones en la primavera después de la aplicación de plaguicidas a

FIGURA 1-2 Regiones de producción agrícola utilizadas en este informe. Alaska y Hawái están incluidos en la región del Pacífico.

cultivos (Baker, 1985 Thurman et al., 1991), aunque las concentraciones medias anuales fueron bajas. Las cargas totales de nutrientes y pesticidas en estuarios como la bahía de Chesapeake se han convertido en problemas graves (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, 1990a). En el oeste de los Estados Unidos, la contaminación de las aguas superficiales con sales en aguas drenadas de tierras agrícolas irrigadas se ha convertido en un problema tanto nacional como internacional (National Research Council, 1989a). La preocupación de larga data por los daños causados ​​por la sal en la agricultura de regadío se ha incrementado ahora con la preocupación por el suministro de oligoelementos tóxicos como el selenio (National Research Council, 1989a).

Calidad del agua subterránea

También se están detectando productos químicos agrícolas en masas de agua subterránea. Los nitratos se han reportado ampliamente en acuíferos superficiales y profundos, aunque rara vez en niveles que exceden los estándares de salud (Holden et al., 1992 Power y Schepers, 1989 U.S. Environmental Protection Agency, 1988, 1990b). Los pesticidas se han encontrado con menos frecuencia y en niveles mucho más bajos que los nitratos, generalmente en concentraciones por debajo de los estándares de salud humana (Holden et al., 1992 Agencia de Protección Ambiental de EE. UU., 1990b), aunque se han encontrado pesticidas en concentraciones mayores en los acuíferos superficiales (Hallberg, 1989a).

TABLA 1-3 Nuevas iniciativas en la Ley de Alimentos, Agricultura, Conservación y Comercio de 1990

Programas de conservación, cumplimiento, Sodbuster y Swampbuster

Las sanciones potenciales por violar las disposiciones de estos programas aumentaron para incluir la pérdida de elegibilidad para el Programa de Conservación Agrícola, el Programa de Conservación de Emergencia, el Programa de Reserva de Conservación, el Programa de Protección de la Calidad del Agua Agrícola, el Programa de Servidumbre Ambiental y la asistencia bajo el Programa de Pequeñas Cuencas. El USDA tiene más flexibilidad para evaluar las sanciones.

Programa de reserva de conservación

Prevé la extensión de la inscripción de tierras en el Programa de Reserva de Conservación hasta 1995 y establece áreas prioritarias para la inscripción de tierras en las regiones de la Bahía de Chesapeake, Great Lakes y Long Island Sound.

Crea un nuevo Programa de Reserva de Humedales para ofrecer servidumbres a largo plazo a los productores que restauran los humedales o que protegen los corredores ribereños y los hábitats críticos para la vida silvestre.

Programa de protección de la calidad del agua agrícola

Proporciona pagos de incentivos anuales a los productores que implementan un plan de protección de la calidad del agua aprobado por el USDA. Los pagos de incentivos tienen una duración de 3 a 5 años y requieren que el productor mantenga registros de los insumos utilizados, los rendimientos obtenidos y los resultados de las pruebas de agua de pozo, pruebas de suelo u otras pruebas para cada año en el que se reciben los pagos de incentivos.

Programa de servidumbre ambiental

Proporciona protección a largo plazo de tierras ambientalmente sensibles o para reducir la contaminación del agua al ofrecer servidumbres a largo plazo o permanentes a los productores que retiran tierras ya inscritas en el Programa de Reserva de Conservación, en el Programa de Banco de Agua, o tierras en áreas ribereñas, vida silvestre crítica hábitats u otras áreas ambientalmente sensibles que, si se cultivan, evitarían que un productor cumpla con las metas ambientales estatales o federales.

FUENTE: Departamento de Agricultura de EE. UU., Servicio de Investigación Económica, División de Recursos y Tecnología. 1991. Conservación y calidad del agua. Páginas. 23-41 en Recursos agrícolas: tierras de cultivo, agua y situación y perspectivas de conservación. Informe No. AR-23. Washington, D.C .: Departamento de Agricultura de EE. UU.

FIGURA 1-3 Fuentes y tipos de contaminación de fuentes difusas en los ríos y lagos de EE. UU. Afectados. Fuente: A. E. Carey. 1991. Agricultura, agroquímicos y calidad del agua. Páginas. 78-85 en Agricultura y medio ambiente: Anuario de agricultura de 1991. Washington, D.C .: Oficina de Imprenta del Gobierno de EE. UU.

Riesgos ambientales

El daño a la productividad agrícola causado por la degradación del suelo y los efectos del agua potable contaminada con nitratos, pesticidas, sales o oligoelementos en la salud humana han sido, hasta la fecha, las fuerzas impulsoras detrás de la creciente preocupación por la calidad del suelo y el agua. Más recientemente, sin embargo, se ha prestado más atención a los efectos generalizados de las actividades humanas, en particular las agrícolas, sobre los ecosistemas y los riesgos ecológicos de estas actividades. Los efectos de las cargas de sedimentos, plaguicidas, nutrientes, sal y oligoelementos en los ecosistemas acuáticos pueden, a largo plazo, resultar más importantes que sus posibles efectos sobre la salud humana. En las aguas superficiales y subterráneas, los niveles de estos contaminantes que están por debajo de los estándares de salud humana pueden ser lo suficientemente altos como para dañar los ecosistemas. La evaluación de los riesgos ecológicos de la degradación de la calidad del suelo y el agua puede convertirse cada vez más en el criterio utilizado para medir el daño causado por la degradación de la calidad del agua y el suelo (Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU., Junta Asesora Científica, 1990).

BÚSQUEDA DE SOLUCIONES

La expansión de las cuestiones ambientales en la agenda agrícola ha llevado a reclamar una reevaluación de las prácticas de producción agrícola y el desarrollo de sistemas de producción sostenibles que sean ambientalmente racionales y rentables (Harwood, 1990 Madigan, 1991 National Research Council, 1989b). Sin embargo, el desarrollo de políticas y programas que puedan utilizarse para cambiar las prácticas de producción agrícola no ha resultado fácil.

Factores que influyen en las soluciones

Cada año, los productores de alimentos y fibras de EE. UU. Toman millones de decisiones individuales que, en última instancia, afectan la calidad del suelo y el agua. Sin embargo, los productores no toman estas decisiones en el vacío. Están influenciados por su situación personal, la cantidad y calidad de los recursos y tecnologías a los que tienen acceso, los precios de mercado, las políticas agrícolas, las regulaciones ambientales, los derechos de uso que los productores tienen sobre los recursos en su propiedad y las recomendaciones que los productores reciben de expertos del sector público y privado.

La Figura 1-4 muestra cómo el entorno del mercado, las políticas agrícolas, las regulaciones ambientales y las recomendaciones del sector público y privado influyen en las decisiones de los productores (Creason y Runge, 1990).

Figura 1-4 Interacciones de factores que influyen en las decisiones de los productores. Fuente: J. R. Creason y C. F. Runge. 1990. Competitividad agrícola y calidad ambiental: ¿Qué combinación de políticas logrará ambos objetivos? St. Paul: Universidad de Minnesota, Centro de Política Agrícola y Alimentaria Internacional.

Cada una de estas influencias indica a los productores los productos básicos que deben producir y las tecnologías que deben utilizar. Estas elecciones, a su vez, influyen en el impacto de la granja en el medio ambiente. Esta interacción de señales dificulta el trabajo de un legislador. A menudo, no está claro cómo un cambio de política afectará en última instancia a las decisiones que tomen los productores.

Las preocupaciones sobre el potencial de compensaciones entre la protección del suelo y el agua, la protección de las aguas superficiales frente a las subterráneas y la reducción de las cargas de nitratos frente a las cargas de pesticidas también han confundido el proceso de formulación de políticas. La multiplicidad de objetivos potenciales y las mejores prácticas de gestión sugeridas para abordar esos objetivos también han hecho que la elección de políticas parezca complicada. Recomendaciones simples que piden una mayor cobertura de residuos para reducir la erosión o que sugieren que la instalación de vías fluviales con césped ya no son adecuadas para hacer frente a los problemas ambientales más amplios que enfrentan los productores agrícolas.

Políticas gubernamentales estatales y locales

Las políticas elaboradas por los gobiernos locales y estatales son factores cada vez más importantes. Los gobiernos locales y estatales a menudo han tomado la iniciativa en el desarrollo de nuevos programas y enfoques para abordar los problemas de calidad del suelo y el agua. La integración de las actividades de varios niveles de gobierno con varias agencias federales se ha convertido en un elemento cada vez más importante de la política ambiental para la agricultura.

Características del sector agrícola

Con demasiada frecuencia se habla del sector agrícola como si fuera una colección homogénea de granjas uniformes administradas por productores similares. Muchas políticas y programas también se basan en el supuesto de un productor "típico".

CONSERVACIÓN DEL SUELO EN COON CREEK, WISCONSIN

A principios de la década de 1930, la cuenca de Coon Creek en el suroeste de Wisconsin fue designada como la primera área de demostración de control de la erosión del suelo en los Estados Unidos. La zona está marcada por pendientes pronunciadas y valles estrechos, con un relieve de unos 135 m (430 pies). Los suelos productivos se formaron a partir de loess (un limo calcáreo no estratificado que cubre varias unidades de rocas sedimentarias en las laderas empinadas) y depósitos aluviales. Los colonos llegaron alrededor de 1850 y el desmonte y el cultivo continuaron hasta alrededor de 1900.

A principios de la década de 1930, cuando comenzó el programa de conservación de suelos, el área mostró los efectos de 80 años de mala gestión de la tierra. En ese momento, los suelos estaban degradados y erosionados. Los niveles de sedimentos de la erosión de capas, riachuelos, barrancos y canales fueron mayores de lo que los arroyos podían transportar: se depositaron más de 2 m (6 pies) de sedimento en un período de 10 años (McKelvey, 1939).

El área se caracterizaba por campos rectangulares en pendientes pronunciadas, arado de pendientes hacia arriba y hacia abajo, rotaciones de cultivos deficientes, falta de cultivos de cobertura y pastizales y bosques sobrepasados ​​y erosionados. La erosión, la compactación y el agotamiento de la materia orgánica y los nutrientes habían degradado la calidad del suelo. Los riachuelos y barrancos activos estaban muy extendidos, y los canales de los pequeños arroyos tributarios de las tierras altas estaban atrincherados y erosionados. Los estudios aquí y en la región en general mostraron que la conversión al uso de la tierra agrícola estuvo acompañada de un aumento de las inundaciones, así como de la erosión y la sedimentación. Los cambios hidrológicos, a su vez, también provocaron cambios importantes en las características físicas o geomórficas de los canales de los arroyos (Knox, 1977).

El proyecto de demostración de conservación instituyó medidas generalizadas de tratamiento de la tierra. El proyecto aumentó el uso de la labranza en curvas de nivel y el cultivo en franjas de curvas de nivel, instituyó rotaciones más largas con varios cultivos de cobertura y

En realidad, las granjas difieren en los productos básicos que producen, la calidad del suelo y la topografía. Los patrones de propiedad también difieren. Las granjas de ganado vacuno suelen ser explotaciones agrícolas a pequeña escala y a tiempo parcial con solo unas pocas cabezas de ganado, mientras que las empresas avícolas tienden a parecerse a industrias integradas verticalmente ("integradas verticalmente" se refiere a una industria en la que una sola empresa proporciona el control) ( Reimund y Gale, 1992). Las granjas de granos en efectivo se asemejan más a la percepción popular de la agricultura: granjas familiares dirigidas por propietarios-operadores (Reimund y Gale, 1992).

Así como las granjas son diversas, los productores también son un conjunto diverso de personas que tienen una variedad de objetivos: maximización de ganancias, minimización del tiempo de gestión, mantenimiento de un cierto estilo de vida, protección de la independencia personal, deseo de obtener un cierto estatus social, y observación de una ética ambiental o religiosa particular. Además, los productores tienen diferentes niveles de habilidades, diferentes niveles de acceso a los recursos y diferentes fuentes de información. Tales diferencias y mdashparticularmente

incorporó estiércol y residuos de cultivos al suelo. En la década de 1970, cuando los investigadores del Servicio Geológico de EE. UU. Volvieron a investigar el área, la conversión se completó y también se estaba introduciendo la labranza de conservación (Trimble y Lund, 1982).

Incluso con estos cambios, el uso total de la tierra había cambiado poco desde 1930; la proporción de tierra en cultivos en hileras, cultivos de cobertura y pastizales había cambiado poco. La gestión de la tierra, sin embargo, había mejorado de forma espectacular. Las tasas de erosión calculadas disminuyeron en más del 75 por ciento, de más de 3.400 toneladas métricas / km 2 (15 toneladas / acre) en 1934 a alrededor de 720 toneladas métricas / km 2 (3 toneladas / acre) en 1975. La extensión lineal de los barrancos se redujo en un 76 por ciento, con barrancos medianos y grandes casi eliminados en 1978 (Fraczek, 1988). Trimble y Lund (1982) también estudiaron sistemáticamente las tasas de sedimentación en las cuencas de sedimentos y a lo largo de las tierras bajas de los arroyos. Las tasas de deposición de sedimentos disminuyeron en un 98 por ciento o más entre 1936 y 1945.

Aunque las tasas de erosión y sedimentación eran aún mayores en la década de 1970 que antes del asentamiento y el cultivo, los programas de conservación del suelo redujeron en gran medida la erosión y la sedimentación. La mayoría de los arroyos y barrancos habían desaparecido. La mejor gestión de la tierra y la calidad del suelo aumentó la infiltración de agua, disminuyó la escorrentía, redujo la escorrentía máxima y los flujos de inundación, y también disminuyó el potencial de erosión de los arroyos.

El área es un buen ejemplo de las preocupaciones cambiantes por la calidad del agua y la necesidad de mejorar la eficiencia de los insumos y los enfoques de gestión de insumos. En la década de 1990, algunas cuencas hidrográficas en esta área se establecieron como áreas de demostración para el Programa de Manejo de Plagas y Nutrientes de Wisconsin y algunas áreas han sido designadas áreas de manejo de atrazina (un pesticida), para enfocarse en preocupaciones más recientes sobre los impactos del nitrógeno, fósforo y pesticidas. sobre la calidad de las aguas subterráneas y superficiales.


Ver el vídeo: MATERIA ORGANICA EN EL SUELO (Noviembre 2022).