Información

Extraño hongo con apariencia de Cordeyceps en Australia

Extraño hongo con apariencia de Cordeyceps en Australia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En las últimas semanas, después de que empezó a llover, noté estos hongos en mi área local. Nunca los había visto antes en los 20 años que he vivido aquí (una ciudad en Queensland, Australia).

A veces tienen una sección similar a una red y, a veces, tienen más de 10 moscas alrededor de un grupo de hongos.

¿Qué son estos hongos? ¿Son comunes en Australia?


Encontraste a un miembro de la familia stinkhorn, The Phallales (en la familia Phallacea), probablemente una Dama con Velo (Phallus indusiatus) o un Phallus multicolor (también tienen otros nombres). Son comunes en Asia, África, América, y Australia. No los coma; son atractivos para los perros (¡aroma encantador!) y ha habido muertes de perros.

Estos hongos producen una baba de esporas que tiene un olor intenso a carne podrida o aguas residuales, por lo que atraen a las moscas.

Se encuentran comúnmente en material leñoso podrido.


Setas submarinas: curiosos hongos del lago debajo de cada piedra volteada

Si bien los hongos son bien conocidos por ser esenciales en el ciclo del carbono y los nutrientes, solo hay alrededor de 100,000 especies descritas en contraste con los 1,5 a 3 millones, que se supone que existen en la Tierra. De estos, apenas 3000 hongos pertenecen a hábitats acuáticos. De hecho, los hongos de agua dulce se han investigado tan poco que solo ahora un equipo de investigación internacional proporciona la primera estimación de la diversidad de hongos en todo el lago en la revista de acceso abierto. MycoKeys.

Durante la primavera y principios del verano de 2010, un gran equipo de científicos, dirigido por el Dr. Christian Wurzbacher y el Dr. Norman Warthmann, se afilió al Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Continental y al Centro de Berlín para la Genómica en Investigación de la Biodiversidad, Alemania ( actualmente en la Universidad de Gotemburgo, Suecia, y la Universidad Nacional de Australia, Australia, respectivamente), recolectaron un total de 216 muestras de 54 ubicaciones, que abarcan ocho hábitats diferentes dentro del lago Stechlin en el noreste de Alemania.

Habiendo recuperado muestras en tres ocasiones durante el transcurso del estudio, su objetivo era probar cómo la especificidad del hábitat afecta a la comunidad de hongos y si los grupos de hongos reflejarían la disponibilidad de materia orgánica particulada como sustrato. A diferencia de estudios previos de hongos acuáticos que compararon muestras de agua entre diferentes lagos o estaciones, los suyos compararían la diversidad entre hábitats dentro de un solo lago. Esto incluyó el estudio de los hongos que viven en el agua y los sedimentos, así como los hongos que viven en la superficie de las plantas y otros animales.

Como resultado, los científicos concluyeron que cada tipo de hábitat, es decir, sedimentos, biopelículas y macrófitas sumergidas (grandes plantas acuáticas), tiene una comunidad fúngica específica que varía más de lo esperado inicialmente. De estos, las biopelículas de los lagos, que representan un grupo de microorganismos, cuyas células se adhieren entre sí y se adhieren entre sí a una superficie, resultaron ser los puntos calientes para los hongos acuáticos.

"Nuestro estudio proporciona la primera estimación de la diversidad de hongos en todo el lago y destaca la importante contribución de la heterogeneidad del hábitat a la diversidad general y la composición de la comunidad", resumen los científicos. "La diversidad del hábitat debe considerarse en cualquier estrategia de muestreo que tenga como objetivo evaluar la diversidad fúngica de un cuerpo de agua".


Extraño pero cierto: el organismo más grande de la Tierra es un hongo

La próxima vez que compre champiñones blancos en el supermercado, recuerde que pueden ser bonitos y del tamaño de un bocado, pero tienen un pariente en el oeste que ocupa unas 2,384 acres (965 hectáreas) de suelo en las Montañas Azules de Oregón. Dicho de otra manera, este enorme hongo abarcaría 1.665 campos de fútbol, ​​o casi cuatro millas cuadradas (10 kilómetros cuadrados) de césped.

El descubrimiento de este gigante Armillaria ostoyae en 1998 anunció un nuevo poseedor del récord para el título del organismo conocido más grande del mundo, que la mayoría cree que es la ballena azul de 110 pies (33,5 metros) de largo y 200 toneladas. Según su tasa de crecimiento actual, se estima que el hongo tiene 2.400 años, pero podría ser tan antiguo como 8.650 años, lo que le valdría un lugar entre los organismos vivos más antiguos.

Un equipo de científicos forestales descubrió al gigante después de establecer un mapa de la población de este hongo patógeno en el este de Oregón. El equipo emparejó muestras de hongos en placas de Petri para ver si se fusionaban (ver foto abajo), una señal de que eran del mismo individuo genético, y utilizaron huellas dactilares de ADN para determinar dónde terminaba un hongo individual.

Éste, A. ostoyae, causa la enfermedad de la raíz de Armillaria, que mata franjas de coníferas en muchas partes de los EE. UU. y Canadá. El hongo crece principalmente a lo largo de las raíces de los árboles a través de hifas, filamentos finos que se unen y excretan enzimas digestivas. Pero Armillaria tiene la capacidad única de extender rizomorfos, estructuras planas como cintas de zapatos, que cierran las brechas entre las fuentes de alimentos y expanden el perímetro de barrido del hongo cada vez más.

Una combinación de buenos genes y un ambiente estable ha permitido que este hongo particularmente descomunal continúe su existencia progresiva durante los últimos milenios. "Estos son organismos muy extraños para nuestra forma de pensar antropocéntrica", dice el bioquímico Myron Smith de la Universidad de Carleton en Ottawa, Ontario. Un Armillaria individuo consiste en una red de hifas, explica. `` En conjunto, esta red se llama micelio y tiene una forma y tamaño indefinidos ''.

Todos los hongos en el Armillaria Los géneros se conocen como hongos de miel, por los cuerpos fructíferos dulces y de capa amarilla que producen. Algunas variedades comparten esta inclinación por la monstruosidad, pero son de naturaleza más benigna. De hecho, el primer hongo masivo descubierto en 1992 y mdasha 37 acres (15 hectáreas) Armillaria bulbosa, que luego fue renombrado Armillaria gallica& mdashis se celebra anualmente en un & quotfungus fest & quot en la cercana ciudad de Crystal Falls, Michigan.

Myron Smith era un candidato a doctorado en botánica en la Universidad de Toronto cuando él y sus colegas descubrieron este hongo exclusivo en los bosques de frondosas cerca de Crystal Falls. "Esto fue una especie de proyecto paralelo", recuerda Smith. "Estábamos mirando los límites de los individuos [fúngicos] usando pruebas genéticas y el primer año no encontramos la ventaja".

A continuación, los microbiólogos desarrollaron una nueva forma de diferenciar a un individuo de un grupo de hermanos estrechamente relacionados utilizando una batería de técnicas de genética molecular. La prueba principal comparó genes de hongos en busca de signos reveladores de consanguinidad, donde tiras heterocigotas de ADN se vuelven homocigotas. Fue entonces cuando se dieron cuenta de que habían tenido éxito. El individuo Armillaria bulbosa encontraron que pesaba más de 100 toneladas (90,7 toneladas métricas) y tenía aproximadamente 1.500 años.

"La gente tenía ideas de que tal vez eran grandes, pero nadie tenía idea de que eran tan grandes", dice Tom Volk, profesor de biología en la Universidad de Wisconsin en La Crosse. "Bueno, sin duda es la mayor publicidad que la micología va a recibir & mdashmaybe jamás".

Poco después, el descubrimiento de un hongo aún más grande en el suroeste de Washington fue anunciado por Terry Shaw, entonces en Colorado con el Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS), y Ken Russell, un patólogo forestal del Departamento de Recursos Naturales del Estado de Washington, en 1992. Su hongo, un espécimen de Armillaria ostoyae, cubría aproximadamente 1,500 acres (600 hectáreas) o 2,5 millas cuadradas (6,5 kilómetros cuadrados). Y en 2003, Catherine Parks del USFS en Oregon y sus colegas publicaron su descubrimiento del gigante actual de 2,384 acres. Armillaria ostoyae.

Irónicamente, el descubrimiento de especímenes de hongos tan grandes reavivó el debate sobre qué constituye un organismo individual. "Es un conjunto de células genéticamente idénticas que están en comunicación entre sí y que tienen una especie de propósito común o al menos pueden coordinarse para hacer algo", explica Volk.

Tanto la ballena azul gigante como el enorme hongo se ajustan cómodamente a esta definición. También lo hace la colonia de 6.615 toneladas (seis millones de kilogramos) de un álamo temblón macho y sus clones que cubre 107 acres (43 hectáreas) de la ladera de una montaña de Utah.

Y, a segunda vista, incluso esos champiñones no son tan pequeños. Una gran granja de hongos puede producir hasta un millón de libras (454 toneladas métricas) en un año. "Los hongos que la gente cultiva en las casas de hongos & amp133 son casi genéticamente idénticos de un productor a otro", dice Smith. "¡Así que en una gran instalación de cultivo de hongos que sería un individuo genético y es enorme!"

De hecho, puede ser enorme en la naturaleza de las cosas de un hongo. "Creemos que estas cosas no son muy raras", dice Volk. "Creemos que de hecho son normales".


Lista de especies de hongos bioluminiscentes

Se encuentra principalmente en climas templados y tropicales, actualmente hay más de 75 especies conocidas [1] de hongos bioluminiscentes, todos los cuales son miembros del orden Agaricales (Basidiomycota) con un ascomiceto excepcional perteneciente al orden Xylariales. [2] Todos los Agaricales bioluminiscentes conocidos son agáricos de esporas blancas que forman hongos y pertenecen a cuatro linajes evolutivos distintos. El linaje Omphalotus (que comprende los géneros Omphalotus y Neonothopanus) contiene 12 especies, la Armillaria El linaje tiene 10 especies conocidas, mientras que el linaje Mycenoid (Mycena, Panellus, Prunulus, Roridomyces) tiene más de 50 especies. El linaje de Lucentipes recientemente descubierto contiene dos especies, Mycena lucentipes y Gerronema viridilucens, que pertenecen a una familia que aún no ha sido nombrada formalmente. [3] Armillaria mellea es el hongo luminiscente más ampliamente distribuido, que se encuentra en Asia, Europa, América del Norte y Sudáfrica. [4]

Los hongos bioluminiscentes emiten una luz verdosa a una longitud de onda de 520 a 530 nm. La emisión de luz es continua y ocurre solo en células vivas. [5] No se ha encontrado ninguna correlación entre la bioluminiscencia de los hongos y la estructura celular. La bioluminiscencia puede ocurrir tanto en micelios como en cuerpos frutales, como en Panellus stipticus y Omphalotus olearius, o solo en micelios y rizomorfos jóvenes, como en Armillaria mellea. [6] En Roridomyces roridus la luminiscencia ocurre solo en las esporas, mientras que en Collybia tuberosa, está solo en los esclerocios. [7]

Aunque la bioquímica de la bioluminiscencia fúngica no se ha caracterizado por completo, la preparación de extractos bioluminiscentes libres de células ha permitido a los investigadores caracterizar in vitro requisitos de bioluminiscencia fúngica. Los datos experimentales sugieren que se requiere un mecanismo de dos etapas. En el primero, una sustancia emisora ​​de luz (llamada "luciferina") es reducida por una enzima reductasa soluble a expensas de NAD (P) H. En la segunda etapa, la luciferina reducida es oxidada por una luciferasa insoluble que libera la energía en forma de luz verde azulada. Se ha descubierto que las condiciones que afectan el crecimiento de hongos, como el pH, la luz y la temperatura, influyen en la bioluminiscencia, lo que sugiere un vínculo entre la actividad metabólica y la bioluminiscencia de los hongos. [7]

Todos los hongos bioluminiscentes comparten el mismo mecanismo enzimático, lo que sugiere que existe una vía bioluminiscente que surgió temprano en la evolución de los Agaricales formadores de hongos. [3] Todas las especies luminiscentes conocidas son hongos de pudrición blanca capaces de descomponer la lignina, que se encuentra en abundancia en la madera. La bioluminiscencia es un proceso metabólico dependiente del oxígeno y, por lo tanto, puede proporcionar protección antioxidante contra los efectos potencialmente dañinos de las especies reactivas del oxígeno producidas durante la descomposición de la madera. La función fisiológica y ecológica de la bioluminiscencia fúngica no se ha establecido con certeza. Se ha sugerido que en la oscuridad debajo de las copas de los bosques tropicales cerrados, los cuerpos frutales bioluminiscentes pueden tener una ventaja al atraer animales de pastoreo (incluidos insectos y otros artrópodos) que podrían ayudar a dispersar sus esporas. Por el contrario, donde el micelio (y las estructuras vegetativas como los rizomorfos y los esclerocios) son los tejidos bioluminiscentes, se ha argumentado que la emisión de luz podría disuadir el pastoreo. [7]

La siguiente lista de hongos bioluminiscentes se basa en un estudio de la literatura de 2008 realizado por Dennis Desjardin y sus colegas, [8] además de los informes de varias especies nuevas publicadas desde entonces. [9] [10] [11] [12]


Misterios del océano & # x27s

Pero con un misterio resuelto, otro se abrió de inmediato: con un diámetro de 2 cm, las tapas en forma de hongo son considerablemente más grandes que todos los apéndices de las brácteas de todos los sifonóforos conocidos.

La mayoría de las brácteas miden más de 2 mm de ancho, dice el Dr. O & # x27Hara.

"Sabemos que es parte de algo". Pero cómo se ve nuestro animal real en la vida real sigue siendo un misterio ”, dice.

Los hallazgos del equipo revelan lo poco que sabemos sobre las profundidades del océano.

Sin submarinos de aguas profundas, dice que Australia todavía tiene que `` apenas en dragas y trineos anticuados, que se cuelgan hasta el fondo del mar, se arrastran unos pocos metros y luego se vuelven a subir.

--En realidad, todo es exactamente igual que en 1870. Así que todavía estamos buscando a tientas en la oscuridad cuando se trata de investigación en aguas profundas & quot.


21-25 datos interesantes sobre los hongos

21. El ingrediente alimenticio más caro vendido fue una trufa blanca de 3.3 libras, un hongo subterráneo que se vendió por $ 330,000. & # 8211 Fuente

22. Los renos del pueblo Chuckchee de Siberia no solo ingieren hongos alucinógenos, sino que también se drogan con los parches de orina que contienen la droga y lucharán por el acceso a la nieve amarilla alucinógena. & # 8211 Fuente

23. Es perfectamente legal en la mayoría de los países comprar esporas de hongos mágicos, ya que no contienen ningún compuesto psicoactivo. & # 8211 Fuente

24. Hay un hongo que se disuelve solo. Es comestible, pero debe cocinarse o comerse pocas horas después de la recolección. & # 8211 Fuente

25. El primer estudio documentado sobre los efectos de los hongos mágicos se produjo en 1799 después de que una familia de Londres identificara erróneamente los hongos y se los comiera en la cena. & # 8211 Fuente


Los 10 temas más extraños que necesitan más explicación

El mundo está lleno de objetos, personas, lugares y eventos misteriosos que necesitan más investigación. En los últimos 30 años, los seres humanos han logrado avances científicos increíbles en el área de arqueología, astronomía, tecnología informática, radar, física, química, biología y estadística. La gente está comenzando a comprender más sobre cómo se formó la Tierra y han identificado anomalías que existen en el espacio. Algunas de las investigaciones han abierto preguntas sobre eventos históricos y teorías científicas. Solo podemos esperar que las personas evolucionen y obtengan una mejor comprensión de los extraños acontecimientos históricos, en lugar de moverse en la dirección opuesta. Este artículo examinará diez temas extraños que necesitan un poco más de explicación por parte de los gobiernos mundiales.

El día que John F. Kennedy fue asesinado en Dealey Plaza, decenas de personas capturaron evidencia fotográfica del asesinato. La evidencia más importante fue tomada por Abraham Zapruder y muestra a Kennedy & rsquos disparo en la cabeza fatal. Para determinar exactamente qué sucedió ese día, los funcionarios del gobierno examinaron y analizaron todos los ángulos de los videos. En algunos casos, se han identificado misteriosas personas de interés. Uno de los ejemplos más famosos es el de Babushka Lady, a quien se vio filmar cerca del asesinato, pero nunca fue identificada por la policía.

Otra figura misteriosa que se vio durante el asesinato de JFK es el hombre paraguas. El hombre del paraguas se puede ver en varias cintas de video y fotografías del asesinato, incluida la película de Zapruder. Es la única persona en Dealey Plaza con un paraguas, lo que se ha considerado inusual porque era un día despejado. En los videos, se puede ver al hombre del paraguas abriendo su paraguas y levantándolo por encima de su cabeza mientras la limusina de JFK & rsquos se acercaba. Luego hizo girar el paraguas en el sentido de las agujas del reloj cuando la limusina disminuyó la velocidad y le dispararon a JFK.

A raíz del asesinato, el hombre del paraguas se sentó en la acera junto al letrero de Stemmons Freeway. Luego se levantó y caminó hacia el depósito de libros escolares de Texas. La verdadera identidad del hombre paraguas nunca se ha descubierto. Sus acciones han estado en el centro de múltiples películas que examinan la teoría de la conspiración de JFK, incluida la película de Oliver Stone y rsquos. La teoría sugiere que el hombre usó el paraguas para señalar a los tiradores. Más específicamente, podría haber estado señalando al conductor de Kennedy & rsquos, a quien se le ordenó que redujera la velocidad del vehículo. Muchas personas que presenciaron el asesinato dijeron que la limusina de Kennedy & rsquos se detuvo casi por completo en medio de la calle antes de que le dispararan.

Una teoría menos común es que el hombre del paraguas usó un dardo venenoso para inmovilizar a JFK durante el asesinato. Otra persona de interés es el hombre de piel oscura que se ve de pie junto al hombre del paraguas. Durante la película de Zapruder, se ve al hombre de piel oscura haciendo movimientos repentinos hacia JFK en el cuadro 202. Casi parece que hace un gesto de saludo nazi hacia el presidente. El mismo hombre de piel oscura fue fotografiado hablando por un walkie-talkie en Dealey Plaza.

En 1978, después de una apelación al público por parte del Comité de Asesinatos de los Estados Unidos, un hombre llamado Louie Steven Witt se presentó y afirmó que él era el hombre paraguas. Witt dice que trajo el paraguas a Dealey Plaza para interrumpir a Kennedy. Otra teoría es que el hombre paraguas era el cubanoamericano Manuel Artime, quien tenía una relación cercana con E. Howard Hunt. Artime murió misteriosamente en 1977, que es la misma época en que el comité de asesinatos de Estados Unidos estaba investigando al hombre paraguas.

Hay un extraño conjunto de murallas antiguas que existen en las colinas a lo largo del este de la bahía de San Francisco. Poco se ha escrito sobre las paredes y su origen. Las paredes están construidas con cantos rodados de basalto muy ajustados, que sirven como base de las estructuras. Las rocas están profundamente incrustadas en el suelo y pesan hasta 1 tonelada. Las paredes se extienden por muchas millas a lo largo de las crestas de las colinas desde Berkeley hasta Milpitas y más allá, incluso hasta San José, que se encuentra a 50 millas al sur. Algunas de las paredes han sido destruidas a lo largo de los años, pero aún existen grandes extensiones. En algunos lugares, las paredes se retuercen y giran abruptamente y trepan por grandes colinas. Sin embargo, no parecen incluir nada ni tener un propósito práctico.

Las paredes rodean las montañas y se extienden hasta el monte Diablo, donde la gente ha descubierto un extraño círculo de piedra de 30 pies (9,1 metros) de diámetro. Las secciones mejor conservadas de las paredes se pueden encontrar en Monument Peak, que se encuentra al este de Milpitas, California. En algunos lugares, se sabe que las paredes alcanzan la altura de 6 pies (1,8 metros) y el ancho de 3 pies (0,9 metros). En un lugar, las paredes forman una espiral de 200 pies (60,9 metros) de ancho y círculos en una roca. La construcción parece vieja, pero no se han realizado investigaciones para determinar su edad exacta. Antes de que los europeos llegaran a la bahía de San Francisco, los indios Ohlone poblaban la región, pero no usaban construcciones de piedra.

Al oeste de la Bahía de San Francisco, hay otra anomalía en la pared de roca en Point Reyes que ha llamado la atención. Consiste en más de 400 piedras cuidadosamente colocadas que dividen en dos la península de Tomales Point. Actualmente no está claro quién creó los misteriosos muros de Berkeley, pero algunos sienten que las estructuras se usaron como un bastión defensivo o una línea entre las tribus indias. En 1904, el profesor de UC-Berkeley, John Fryer, sugirió que las paredes fueron hechas por inmigrantes chinos, que viajaron a California antes que los europeos. Algunos especialistas han notado que las paredes se parecen a otras estructuras antiguas que se encuentran en las zonas rurales de Massachusetts, Vermont y Maine. Algunas secciones de las paredes misteriosas de Berkeley han sido destrozadas por bellotas que cayeron dentro de las grietas, brotaron y se convirtieron en árboles maduros, y luego murieron y se descompusieron, lo que indica que las estructuras han existido durante mucho tiempo.

Se puede argumentar que falta el video más importante de la historia del hombre. El 21 de julio de 1969, se transmitió en todo el mundo la transmisión en vivo de Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminando sobre la luna. Seiscientos millones de personas, o una quinta parte de la humanidad en ese momento, vieron el evento. El video estaba extremadamente borroso debido a las limitaciones tecnológicas de la época. En 1969, solo se disponía de un ancho de banda limitado para transmitir la señal de video, que necesitaba ser multiplexada de regreso a la Tierra, por lo que el video del paseo lunar del Apolo 11 se transmitió en un formato SSTV de 10 cuadros por segundo a 320 líneas de resolución.

Originalmente, el formato SSTV era incompatible con los estándares de televisión NTSC, PAL y SECAM existentes, por lo que las cintas se convirtieron a un formato diferente. Durante la conversión, la señal en vivo se envió a un monitor de video de alta calidad y la pantalla simplemente se volvió a grabar con una cámara de televisión convencional y se transmitió al mundo. Las limitaciones ópticas del monitor y la cámara redujeron significativamente el contraste, el brillo y la resolución del video SSTV original. También puso una gran cantidad de ruido en la transmisión.

Se podría pensar que la NASA habría reconocido la enorme importancia de las cintas analógicas originales en formato SSTV y las habría mantenido en un entorno seguro y con temperatura controlada, pero este no es el caso. En 2006, se supo que la NASA había perdido 700 cajas de cintas magnéticas de datos, incluidas las grabaciones originales de SSTV del moonwalk. El error fue enorme porque la tecnología moderna podría permitir fácilmente que las cintas SSTV se transformaran en un video de mayor calidad del aterrizaje lunar del Apolo 11. El error solo ha alimentado a los teóricos de la conspiración que afirman que la caminata lunar se realizó.

Según la NASA, G1.9 se puede explicar como el remanente de supernova (SNR) más joven conocido en la Vía Láctea. Se dice que tiene solo 140 años, lo que es extremadamente joven para una SNR. La datación de G1.9 ha hecho que algunos científicos rusos cuestionen el hecho porque no hay registro de una supernova visible durante la década de 1860. Sin embargo, la NASA sostiene que un aumento sustancial en el brillo del objeto durante los últimos 25 años significa que es extremadamente joven. El descubrimiento de G1.9 se anunció el 14 de mayo de 2008 en una conferencia de prensa de la NASA. En los días previos a la conferencia, la NASA dijo que sería & ldquoanunciando el descubrimiento de un objeto en nuestra galaxia que los astrónomos han estado buscando durante más de 50 años & rdquo.

Esta afirmación hizo que algunas personas infirieran que G1.9 podría ser una enana marrón que está relacionada con el Planeta X o Nibiru, en parte debido a la órbita alargada de los objetos que es representativa de Nibiru. G1.9 también se descubrió originalmente en 1984, que es el mismo año en que los teóricos de la conspiración afirman que el gobierno de los Estados Unidos encontró un planeta anormal. En 2012, surgió la historia de que un grupo de astrónomos españoles llamado StarViewer Team había descubierto un objeto de casi el doble del tamaño de Júpiter situado justo más allá de Plutón. Según el grupo, la enana marrón parecía tener planetas o grandes satélites rodeándola. Se denominó G1.9.

StarViewer informó que el objeto se formó de la misma manera que el Sol. El grupo relacionó la historia del objeto con Némesis, que es una estrella hipotética difícil de detectar que se postuló originalmente en 1984. El equipo español informó que la enana marrón orbita el Sol a una distancia de aproximadamente 95.000 AU (1,5 luz -años) más allá de la nube de Oort. En noviembre de 2010, la revista científica Icarus publicó un artículo de los astrofísicos John Matese y Daniel Whitmire, que proponía la existencia de un compañero binario de nuestro Sol, más grande que Júpiter, en la nube de Oort. Los investigadores utilizaron el nombre & ldquoTyche & rdquo para describir el planeta.

Los astrónomos españoles han informado que rastrearon G1.9 con gran interés debido a las recientes anomalías gravitacionales en la nube de Oort. En 2010, se informó que Plutón había experimentado recientemente un cambio de color, que puede ser causado por un evento de calentamiento masivo en el antiguo planeta. En los últimos dos años, la NASA ha descubierto dos nuevas lunas alrededor de Plutón, lo que sugiere que el sistema está más poblado de lo que se pensaba originalmente. Estos hechos han despertado el interés de científicos españoles que sugieren que G1.9 está influyendo en Plutón. Para que conste, según la autora Zecharia Sitchin, sea lo que sea Nibiru, no se acercará a la Tierra antes de 2030.

Misrah Ghar il-Kbir (pistas de carros de Malta) es un sitio prehistórico ubicado cerca de los acantilados de Dingli en la costa oeste de Malta. Malta es un país del sur de Europa situado en el centro del mar Mediterráneo, a unos 80 km (50 millas) al sur de Sicilia. Uno de los mayores misterios de Malta son los surcos de los carros, que son una compleja red de pistas excavadas en la roca. La primera referencia a las pistas fue hecha por Gian Francesco Abela en 1647, quien sugirió que se usaban para transportar piedras desde las canteras hasta el mar para su exportación a África.

Actualmente no está claro exactamente cómo se formaron las pistas o con qué propósito. En general, la mayoría de los arqueólogos presumen que el sitio se desarrolló alrededor del año 2000 a. C. cuando llegaron nuevos colonos de Sicilia a Malta. Los surcos se pueden encontrar en varios sitios alrededor de Malta y en Gozo. Sin embargo, cerca de los acantilados de Dingli forman un & ldquotraffic atasco & rdquo y se mueven en todas direcciones. En promedio, las ranuras tienen hasta 60 cm de profundidad y una distancia promedio de 110 a 140 cm entre ellas. En ciertos lugares, las vías se cruzan para formar un cruce, lo que crea la ilusión de un patio de conmutación de una estación de tren. Por esta razón, el sitio recibió el sobrenombre de Clapham Junction, en honor a la estación de Londres.

Las pistas de Malta producen surcos paralelos en el lecho de roca. Algunas de las ranuras se extienden por varios cientos de metros de largo y viajan hacia el agua. En algunas áreas, las pistas se mueven alrededor de grandes rocas y formaciones naturales. Se ha presentado una colección de teorías para explicar los surcos, incluido el hecho de que fueron formados por trineos humanos. Algunos han planteado la hipótesis de que las pistas podrían ser los restos de un antiguo sistema de riego. Investigaciones recientes han sugerido que las pistas de Malta podrían haber sido formadas por carros con ruedas de madera que erosionaron la piedra caliza blanda. De ser cierto, los surcos podrían proporcionar evidencia de una antigua red de transporte en Malta.

Wilkes Land es un gran distrito de tierra en el este de la Antártida que lleva el nombre del teniente Charles Wilkes, quien comandó la Expedición Exploradora de los Estados Unidos de 1838. Durante la expedición, Wilkes descubrió pruebas de que la Antártida es un continente. En 1962, un hombre llamado R.A. Schmidt se convirtió en la primera persona en proponer la teoría de que un cráter de impacto gigante se encuentra debajo de la capa de hielo de Wilkes Land. Basó la hipótesis en anomalías sísmicas y gravitatorias en el área. En 2006, un equipo de investigadores dirigido por Ralph von Frese y Laramie Potts utilizó medidas de gravedad de los satélites GRACE de la NASA y rsquos para demostrar que hay un cráter Wilkes Land de 480 km (300 millas) de ancho. El enorme cráter tiene su centro a 70 ° C y 120 ° C y probablemente se formó hace unos 250 millones de años.

La anomalía se centra dentro de una estructura de anillo más grande que es visible con imágenes de radar. Si la característica es un cráter de impacto, entonces, según el tamaño de la estructura del anillo, el cráter sería cuatro o cinco veces más ancho que el que se cree que causó el evento de extinción del Cretácico y del Paleógeno. También se ha informado que el impacto del objeto perturbó el valle del rift que se formó hace 100 millones de años cuando Australia se alejó del supercontinente de Gondwana. Por esta razón, se ha planteado la hipótesis de que el impacto podría haber contribuido a la separación masiva al debilitar la corteza.

Las fechas que rodean al cráter terrestre de Wilkes sugieren que podría estar asociado con el evento de extinción del Pérmico-Triásico, que ocurrió hace 250 millones de años y se cree que es el evento de extinción más grande desde el origen de la vida compleja. Las personas que dudan de la teoría del impacto han notado que falta una capa de eyección de impacto asociada con el cráter. En 2012, se anunció que las muestras tomadas del núcleo de Wilkes Land mostraban una presencia tropical. Los investigadores pudieron reconstruir la vegetación local en la Antártida y encontraron que había selvas tropicales y subtropicales que cubrían la región costera hace 52 millones de años. Las evaluaciones científicas mostraron que las temperaturas invernales en la costa de Wilkes Land eran más cálidas de 50 grados Fahrenheit hace aproximadamente cincuenta millones de años.

El 19 de junio de 2011, un equipo de buceo sueco llamado Ocean X hizo un extraño descubrimiento en el Mar Báltico. El equipo se especializa en la recuperación submarina de valiosos artefactos. El día en cuestión, Ocean X usó equipo de sonar para identificar un objeto `` muy inusual en forma de cilindro de 197 pies (exactamente 60 metros) de diámetro a una profundidad de aproximadamente 275 pies (83,8 metros) ''. El equipo capturó una imagen de sonda del objeto y lo lanzó a la prensa, lo que provocó que algunos compararan la imagen con el Halcón Milenario de Star Wars.

El fundador de Ocean X, Peter Lindberg, respondió diciendo & ldquoPrimero pensamos que esto era solo una piedra, pero esto es otra cosa. Dado que nunca se ha informado de actividad volcánica en el Mar Báltico, el hallazgo se vuelve aún más extraño. & Rdquo En 2012, Ocean X regresó al sitio de la anomalía con una colección de escáneres de fondos marinos en 3D y objetos sumergibles. Después de llegar al sitio, el equipo informó que todos sus equipos electrónicos, incluido un teléfono satelital, no funcionarían a menos de 200 metros del sitio. Después de un examen más detenido, la anomalía se describió como un "hongo enorme" con un pilar grueso que se elevaba 8 metros (26 pies) del lecho marino con una cúpula de 4 metros (13 pies) de espesor en la parte superior. Ocean X dice que observaron características parecidas a paredes en la superficie de la formación y rsquos, líneas rectas, ángulos rectos y piedras de forma circular.

En julio de 2012, se sugirió que el objeto podría ser un sistema de defensa antisubmarino nazi que se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial, que tenía una malla de alambre para confundir los radares submarinos británicos y rusos. Si la anomalía es un sistema de defensa antisubmarino, el descubrimiento podría tener un significado histórico. También podría ayudar a explicar por qué se sabe que los equipos eléctricos no funcionan cerca del área.

La historia ha sido recogida por ufólogos que afirman que la anomalía es una nave espacial extraterrestre o una instalación gubernamental. Los informes iniciales dijeron que el objeto contenía una escalera, pasillos y una pequeña abertura. También se ha sugerido que la anomalía se encuentra al final de una gran pista. En 2012, se publicó una serie de artículos que afirmaban que el objeto era un montón de rocas, mientras que otros dicen que se encuentra debajo de un patrón único de rocas. La historia ha sido borrosa, pero muchos científicos han etiquetado al objeto como un grupo de rocas o un depósito de sedimentos. La ubicación de la anomalía del mar Báltico es secreta. En 2012, Ocean X informó que se llevaron a cabo una serie de ejercicios militares estadounidenses y rusos cerca de la anomalía.

In 1960, a Norse settlement was found at L&rsquoAnse aux Meadows, which is located on the northern tip of the island of Newfoundland, in what is now the Canadian province of Newfoundland and Labrador. The discovery provided evidence that the Vikings had entered sections of North America 500 years before Christopher Columbus. According to the Sagas of Icelanders, the great explorer Leif Ericson established a Norse settlement on North America named Vinland around the year 1000. Vinland is mentioned in the work of Adam of Bremen c. 1075 and in the Book of Icelanders compiled c. 1122 by Ari the Wise. According to the books, North America was sighted around 986 by Bjarni Herjolfsson, who was blown off course on a trip from Iceland to Greenland. His stories lured Leif Ericson to the area.

In 1957, news of the Vinland map was released to the world. The map is claimed to be a 15th-century world map that holds unique information about the Norse exploration of America. In addition to showing Africa, Asia, and Europe, the map depicts a landmass south-west of Greenland in the Atlantic Ocean labeled as Vinland. The discovery shocked historians who looked to explain the origin of the map. The parchment of the Vinland map shows a representative date of somewhere between 1423 and 1445. Since the map was found, some people have labeled it a forgery, while others have identified it as real.

In the late 1960s, it was announced that a chemical analyses of the map showed ink ingredients from the 20th-century. More specifically, the presence of anatase, which is a synthetic pigment used since the 1920s, however, natural anatase has been demonstrated in various Mediaeval manuscripts. The situation was made worse by the fact that the map was coated with an unknown substance in the 1950s, possibly created by nuclear tests on the document. To support claims for the map, it has been discovered that the wormholes match a medieval copy of volume 3 of Vincent of Beauvais&rsquos encyclopedic Speculum historiale (&ldquoHistorical Mirror&rdquo), which suggests that it may have been located in the book.

In a bizarre occurrence, the Vinland map depicts Greenland as an island with a remarkably close representation of the correct shape and orientation of the land. However, the depiction of Norway is wildly inaccurate. The map also shows an area that may represent Japan. It seems to not only show Honshu, but also Hokkaido and Sakhalin, which were omitted even from Oriental maps in the 15th century.

Many historians feel that the map might be a copy of one developed by Italian mariner Andrea Bianco in the 1430s. Some have placed the land of Vinland as far south as New England or Rhode Island. To date, the map is said to be real by its current owner, Yale University. Regardless of the controversy over its authenticity, the Vinland map has been valued at over $25,000,000. It might be the first map to show North America.

In 1777, a man named John Williams, who was one of the earliest British geologists, described the phenomenon of vitrified forts. Vitrified forts are the name given to a type of crude stone enclosure or wall that shows signs of being subjected to intense heat. The structures have baffled geologists for centuries because people can&rsquot figure out how the rocks were fused together. There is currently no accepted method for the vitrification of large scale objects. &ldquoThe temperatures required to vitrify the entire fort structures are equal to those found in an atomic bomb detonation.&rdquo Hundreds of vitrified fort structures have been found across Europe and 80 such examples exist in Scotland. Some of the most remarkable include Dun Mac Sniachan, Benderloch, Ord Hill, Dun Creich, Castle Point, and Barra Hill.

The forts range in age from the Neolithic to Roman period. The structures are extremely broad and present the appearance of large embankments. The process used to develop the walls is thought to have involved extreme heat and many structures show signs of fire damage. However, vitrification is usually achieved by rapidly cooling a substance. It occurs when bonding between elementary particles becomes higher than a certain threshold. Thermal fluctuations break the bonds, therefore, the lower the temperature, the higher the degree of connectivity. The process of vitrification made headlines in 2012 when scientists used it to preserve organs and tissues at very low temperatures.

Many historians have argued that vitrified forts were subjected to carefully maintained fires to ensure they were hot enough to turn the rock to glass. In order to do this, the temperatures would have been maintained between 1050 and 1235°C, which would have been extremely difficult to do. It is also uncertain why people would have exposed the structures to such intense heat because when rock is superheated, the solid becomes significantly weaker and brittle. Some scientists have theorized that the vitrified forts were created by massive plasma events (solar flares). A plasma event occurs when ionized gas in the atmosphere takes the form of gigantic electrical outbursts, which can melt and vitrify rocks. During solar storms, the Sun is known to occasionally throw off massive spurts of plasma. As of 2012, vitrified forts remain one of the strangest anomalies on Earth.

It is not fully understood what is causing the 2012 North American drought, but the bizarre weather patterns have started to impact daily life. The extreme weather started in March of 2012 when over 7,000 high temperature records were shattered in North America, mainly in the U.S. and Canada. At the same time, the western United States and parts of Canada experienced some severe cold weather patterns. In March of 2012, Oregon received a new record for snowfall, while in Chicago the temperatures were 30 degrees hotter than usual.

Mike Halpert, who is the deputy director of the National Oceanic and Atmospheric Climate Prediction Center, called the record-breaking month of March &ldquomind-boggling.&rdquo Global warming advocate Bill McKibben said: &ldquoit&rsquos not just off the charts. It&rsquos off the wall the charts are tacked to.&rdquo


Sex, mushrooms, rocks and mould

Zombified spiders, glow-in-the-dark fungi, seaweed-like mould and shagpile-topped mushrooms. It might sound like the set of a fantasy film, but you can find all of these in north Queensland - if you look close enough.

James Cook University mycology lecturer Dr Sandra Abell says tropical Queensland is known for its fungi diversity. "It is to do with being tropical, so the tropics are known to have a higher diversity of fungi. You need rain, but too much rain and you don't get them coming up, so it is a bit of a balance. The last couple of years have been a little bit too dry and then prior to that we have had really wet seasons, so this is a good time, nice diversity," she said. (Contributed: Karen Johns)

"A lot of really large bodied mushrooms are in more of the eucalyptus woodlands, so further west, between Kuranda and Mareeba, you can go and see a really interesting diversity. Even the beach you will see some coming up, in the sand," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"What is even more interesting is that you basically will have two individual fungi, living in whatever they are living in, like wood. They aren't really male and female, we call them positive and negative, and they will come together to form the structure that you are seeing, so they don't mate until they make this structure," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"They are actually basically entwining, so if you cut them open and have a look microscopically, it will be both of the individuals that are making the structure. The actual sex part of the life cycle doesn't happen until right at the last minute, and that is when the actual genetic materials exchange and the actual spores are produced. So the actual structure itself is an expression of the two partners, it is kind of poetic really and quite bizarre," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"The [underside] really helps you identify it, you need to get those surface characters, but the gill spacing, the colour of the gills, and some of them actually have pores and not gills, so that will really tell me what it is," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"This is a slime mould, and they are in a completely different kingdom and they are really fascinating too, but not fungi. They are weird amoeboid things that basically don't have any cell walls and they kind of slime around, eating bacteria. This is actually a colony that has gotten together to reproduce, often they are just single cells, blobbing around - they're weird," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"It is exactly the same thing as fireflies, it is luciferase. It is actually an enzyme that they have and it is the same as all of your glow in the dark things, so glow worms have it, photo plankton. The function of it is a bit controversial . it is likely to be functional. It may be to do with spore dispersal . but we don't know for sure," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"This is a good example of how weird and wonderful they can be. This is jelly fungi and yeah that is the reproductive part and they produce spores on the outside of that jelly mass," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"These have been popping up everywhere, they are called stinkhorns and very appropriately, mycologists admit that they are phallic, because the actual species of the genus name is phallus. And yes they smell, and the reason that they [smell] is to attract . insects that like that smell. The insects are actually collecting the spores and moving them around," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"It is a little bit hard to tell, but what I think is that this fungus actually killed this spider, and is now eating it and reproducing. There are some fungi that basically will shoot their spores down and . the spore lands on the insect, and it invades the body of the insect, it doesn't kill it yet, it basically takes over the body and it becomes a zombie," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

"The fungi then basically controls what the insect is doing . and with ants it will actually make them climb up to a certain height off the ground and then the ant bites into the bottom surface of the leaf . and basically attaches itself to the leaf. Then the fungi doesn't need it anymore, so it dies and the fungi will keep eating it out from the inside and when it is ready [the fungi] will actually explode out of it and form a reproductive structure," said Dr Abell. (Contributed: Karen Johns)

ABC photo contributor Karen Johns is based in Yungaburra on the Atherton Tablelands of far north Queensland. Living on an unfenced rural property between fertile farmland and tropical rainforest, Karen sees a unique range of plant and animal life daily through her lens. (Contributed: Karen Johns)

"We rent an old house on a large farm that is very run-down so basically everything wanders in and wanders out. You have nice rustic looking things around the place and the timber is allowed to rot, and when you have rotting timber you get beautiful fungi," said Karen. (Contributed: Karen Johns)

"It took me a long time to realise that it doesn't matter how many photos you take, just take heaps and heaps and heaps and save them all. What I [photograph] is whatever the season is. This is the fungi season, I'm still waiting on the insect and bug season . then the snake season and then the dry season," said Karen. (Contributed: Karen Johns)

"They're everywhere you know . but you have got to take their photos straight away because in a couple of hours they can change their colour or collapse or be ten times bigger or gone. Some days I say 'I'm not touching my camera, I'm not going near it, I'm not going to look . I've got to get some stuff done!'," said Karen. (Contributed: Karen Johns)

If you want to share your pictures with us, whether you've taken them on your smart phone or on a professional DSLR, email us or connect with us on Facebook, Twitter, Instagram or Flickr.


Solved mystery of the deep-sea mushroom just raises new questions

Dendrogramma, the deep-sea mushroom. Credit: Hugh McIntosh/Museum Victoria, CC BY-NC

It's not often scientists suggest they've found an entirely new group of animals, something so different that they can't be considered as belonging to one of the main groups, such as shellfish, insects, worms, jellyfish, sponges, animals with backbones (like us) and so on.

So there was a fair bit of excitement when researchers in reported, in 2014, on strange mushroom-shaped organisms living on the deep seafloor, a kilometre under the water surface, off south-eastern Australia.

These animals, called Dendrogramma, were certainly peculiar. There was a gelatinous stalk and cap shaped like a mushroom, an opening down the bottom of the stalk that looked like a mouth, and a canal that ran from there up into the cap, radiating into numerous branches. There were no appendages or special cells that would give away its relationship to other animals.

If that wasn't intriguing enough, the creatures bore some resemblance to 560 million-year-old fossils that have been found in Newfoundland, Russia and Namibia, as well as in the Flinders Ranges in South Australia.

This is from a time when the first multi-celled organisms were forming, back before animals and plants took on the shapes and functions that we see today. How amazing if these strange simple creatures had survived off Australia for hundreds of millions of years!

But a crucial bit of evidence was missing from this story there was no DNA data.

Just like in police investigations and medicine, DNA has proved indispensable to the modern biologist. It can reveal relationships between organisms or plants that would not be guessed from their appearance.

Dendrogramma-like fossils from 560 million years ago.

Organs such as eyes have evolved multiple times and do not necessarily indicate a shared ancestry. Pero el Dendrogramma specimens had been collected in 1986 and preserved in DNA-busting formalin. More examples had to be found first.

A discovery in the deep

And so the matter rested until November last year when the sharp eyes of Hugh MacIntosh of Museum Victoria spotted the familiar mushroom shapes at the bottom of a seafloor sample hauled it up from 2,800 metres in the Great Australian Bight.

Hugh was on Australia's new research vessel RV Investigator, participating in a CSIRO-led scientific program to study the marine environment off South Australia.

Hugh emailed us urgently from the ship: "Guess what I have found."

Science is often a waiting game. So we had to wait for the RV Investigator to finish her voyage, wait for the specimens to arrive, wait until the DNA extraction and sequencing proceeded through various laboratories, and then wait for publication.

Not that we were idle during that time. Our evolution guru, Andrew Hugall, downloaded genomes from dozens of animals, setting up a system that could pigeonhole DNA-sequences originating from a single-celled protozoan to a whale.

A benthic siphonophore attached by tentacles to a ledge on the sides of a deep-sea canyon in the Gulf of Mexico. Credit: Okeanos Explorer/NOAA

And still we waited the Christmas break didn't help. We even set up a betting sweep, each of us guessing where Dendrogramma would be placed in the tree of life (I didn't win).

Finally, at 4:30pm, one Tuesday afternoon in January, the DNA results came in. Andrew's computer whirled and four hours later we had an answer. Dendrogramma was a type of siphonophore.

A siphono-what? Well, that was almost our reaction, because even to a bunch of marine biologists, siphonophores are uncommon and strange creatures.

They are cnidarians related to jellyfish, corals and anemones. They have polyps like corals, but have long stinging tentacles like jellyfish and can move around.

Some polyps function as propulsion units, some are specialised to feed, and yet others are gonads. They also can have flattened defensive appendages called bracts.

These can also be mushroom-shaped! The evidence shows that the Dendrogramma specimens are not entire animals, but just siphonophore bracts, pieces detached from a larger creature.

DNA evidence indicates that the Dendrogramma mushrooms are not entire animals, just pieces of a siphonophore. What the whole animal looks like remains a mystery. Credit: David Paul and Rebecca McCauley/Museum Victoria

One mystery leads to another

Some commentators have criticised the original authors for publishing without DNA data.

I don't fully agree with this view. You need people to raise ideas and hypotheses that can be tested against subsequent data. We wouldn't have even looked for Dendrogramma if we had not been alerted.

Okay, we were disappointed that Dendrogramma was not a completely new type of animal. But the hunt is important. Hundreds of millions of years of independent evolution could have resulted in the development of all sorts of biochemical novelties, from antibiotics to cancer drugs.

So we have solved one part of the mystery but others remain. We know what Dendrogramma bracts look like but not the whole animal.

Siphonophores come in a variety of shapes and sizes.

The deep sea is a big place. It took decades for us to get video footage of the giant squid it may take decades again for us to see footage of Dendrogramma in all its living glory.

Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Lea el artículo original.


The Institute for Creation Research

A strange, new, mushroom-shaped species discovered alive on the deep seafloor near Australia&mdashmore than 3,000 feet below sea level&mdashmay be a record-breaking living fossil. Researchers investigated the anatomy of this phenomenal animal and published their finds in the online journal Más uno. 1 The creature has a pharynx running down the center of a central stalk, leading to "gastrovascular branches" that look like leaf veins running through a soft disc-like body part. It's not a jellyfish, sea squirt, or sponge.

Because it doesn't fit current categories of biology, the search is now on to find out what this creature is, and if or how it might relate to other animals&mdashsuch as its basic phylum. Every phylum includes a very broad group of creatures. For example, phylum Cnidaria includes all forms of jellyfish, but excludes all other creatures. But so far, this new mushroom-shaped species "cannot at present be placed in an existing phylum." 1 It does, however, have a genus: Dendrogramma.

The study authors noted how close their big discovery resembles certain fossils found in Ediacaran rocks. Only rarely are fossils found in these layers beneath the Cambrian strata. In contrast, Cambrian fossils abound with diversity and contain representatives of almost every living phylum, including fish from Chordata, the phylum for vertebrates. 2,3

This newly discovered sea creature also challenges evolutionary interpretations of biology. If this really is a "living fossil"&mdasha creature with ancient fossil representatives yet still alive today&mdashthat can be found in the Ediacaran rocks, then how will secular biologists explain that evolution had no effect on it over the course of 550 million years? After all, during that same supposed time, evolution was morphing something like mindless sea squirts into scientists.

If future research confirms that these living Dendrogramma represent Ediacaran animal forms, then none of these challenging questions confront biblical creation. Instead, finding solid answers will be simple: God created these creatures to reproduce more of their own unique kind, not evolve into some other phylum.

These new Dendrogramma species might confront evolutionary ideas by setting the record for the longest-surviving, unevolving life form. And in that case, their still-living forms fit the idea of recent creation, and their fossils would, like countless other fossils, confirm a recent world-destroying flood.

  1. Just, J., R. M. Kristensen, and J. Olesen. 2014. Dendrogramma, New Genus, with Two New Non-Bilaterian Species from the Marine Bathyal of Southeastern Australia (Animalia, Metazoa incertaesedis) &ndash with Similarities to Some Medusoids from the Precambrian Ediacara. Más uno. 9 (9): e102976.
  2. Thomas, B. Is the Cambrian Explosion Problem Solved?Creation Science Update. Posted on icr.org December 12, 2011, accessed November 25, 2014.
  3. Thomas, B. Cambrian Fossil Intensifies Evolutionary Conundrum. Creation Science Update. Posted on icr.org September 26, 2014, accessed November 25, 2014.

Image Credit: Más uno. Adapted for use in accordance with federal copyright (fair use doctrine) law. Usage by ICR does not imply endorsement of copyright holders.

* Mr. Thomas is Science Writer at the Institute for Creation Research.


Strange Sponge-like Fungus Discovered – Named After 'Sponge Bob'

An odd and most rare form of fungus — resembling a sea sponge — has been found living on land in a remote Borneo forest and named after the cartoon character Sponge Bob Square Pants .

Just reading the comically scientific name of this newly discovered species of fungus — Spongiforma squarepantsii — is sufficient to produce smirks and raised eyebrows, but its discovery is a rare find for mycologists resembling a typical sea sponge, the hole-pocked fungus is only the second known member of the Spongiforma género.

Absorbent and porous and orange-y….

The name literally translates as “the sponge form of square pants” and true to its name (though not square), the fungus has a remarkable ability to retain water it can be squeezed like a sponge to extract its store of water. But unlike most other sizable fungi, this form springs back to its original size.

Its discoverer, Dennis Desjardin, described the fungus’s smell as somewhat “fruity” to “strongly musty”. It is not clear at present if the fungus is edible (and hopefully, it is not), but both Spongiforma varieties are related to the delectable Porcini mushrooms

The Sponge Bob fungus was found in the forests of Borneo, Malaysia, where it grows on or close to ground. The only other known fungus of this genus is native to central Thailand and differs in color and smell. Both lack a mushroom’s typical stem and cap structure, although scientists believe that more ancient ancestors of this fungal form did possess such features.

Somewhere along their evolutionary trail, these rare forms “gave up” the stem and cap structure (which evolved to disperse and protect the fungus’s spores) in favor of a more rubbery structure with the ability to retain water (vital for fungal survival) and its macro-scale shape, despite being occasionally trampled by animals, or the occasional mycologist.

Fungi represent the third great Kingdom of biology along with the Plant and Animal Kingdoms. Mycologists — biologist that specialize in the study of fungi — estimate that only 5% of the world’s fungal species have been identified. Most of these are tiny, even microscopic forms, but even larger forms like mushrooms are mostly unidentified. And, as the world’s forests and other tropical habitats dwindle from logging and deforestation, the race is on to discover and identify as many of these fungal species as possible.

Fungi are an amazingly diverse kingdom and have been part of human culture for thousands of years, and human evolution, most likely, for millions of years.

The medicinal fungi Ganoderma lucidum which possesses biological inhibitory properties that are useful as anti-virals.

Many forms of fungus can cause diseases and poisonings (e.g., the Amanita varieties of agaric mushroom, and Claviceps purpurea, or ergot, the chemical basis of LSD), and certain soil-dwelling Aspergilo varieties are causing agricultural problems in Europe as they develop resistance to azole fungicides. However, the metabolites from several species are used in modern medicine and some, like the shiitake mushroom, may actually prevent cancer. Of course, the most famous and perhaps most useful of all fungi is the single-celled yeast fungus Saccharomyces cerevisiae, used for making bread form wheat.

The discovery of the “Sponge Bob” fungus (made in 2010), along with electron scanning micrographs of its micro-scale structure (resembling a photos of the seafloor covered with small tube sponges), was recently reported by Desjardin et al in the journal Mycologia

Some source material for this post came from the 0riginal World-Science article ‘Scientists find bizarre mushroom, name it after ‘SpongeBob’

Top Photo: Spongiforma squarepantsii seen in cross-sec­tion and whole next to a centi­met­er ruler. (Cre­dit: Tom Bruns, U.C. Berk­eley)

Bottom photo: The medicinal fungi Ganoderma lucidum Ericsteinert CC – By – SA 3.0